Oda a los asesinos literarios: Patrick Bateman

American Psycho
Compartir:

Me encantan los asesinos. Bueno, a ver, me explico, no os vayáis a creer que soy la típica tarada que manda cartas de amor a Charles Manson y compañía. No, no va por ahí. Me encantan los asesinos en la literatura. Creo que se ha escrito mucho sobre detectives, policías y el bueno de la historia, pero no tanto sobre el malo, y me parece muchísimo más interesante.

Quiero decir, es fácil imaginar por qué una persona se hace policía, porque quiere hacer el bien, y la justicia y todo eso. Vale, pero ¿qué lleva a alguien a convertirse en asesino?

Tenemos asesinos que lo son por enfermedad (psicópatas), por dinero, por necesidad, por casualidad… Asesinos que matan una sola vez y otros que lo hacen como quien se toma unas patatas fritas. Asesinos que viven bajo la culpa y el remordimiento, y asesinos que no sienten nada. También, por supuesto, asesinos que lo disfrutan. Tenemos incluso asesinos que no asesinan, pero que cargan una buena lista de cadáveres a sus espaldas.

Creo que es hora de pasarse al lado oscuro, mis queridos jedis. Creo que es hora de dejar de interesarnos tanto por los policías y empezar a escuchar a los malos de la historia.  Y por eso he creado mi particular Oda a los asesinos literarios.

Y el elegido para comenzar esta lista, ay, es un auténtico cabr…

Asesinos literarios: Patrick Bateman

Comienzo mi colección de asesinos literarios con uno de los hijos de puta más grandes que ha parido la imaginación de un escritor. Así, a lo grande.

Señoras y señores: Patrick Bateman

Patrick Bateman

La novela

Patrick Bateman es el protagonista de la novela llevada al cine American Psycho, del escritor estadounidense Bret Easton Ellis, publicada en 1991 dentro de lo que se dio en llamar Generación X  (si no sabes de lo que te hablo es que eres demasiado joven. Sal a disfrutar de la vida, anda).

Antes de empezar a hablar de ella quiero dejar clara una cosa: la primera vez que lo intenté no pude terminarla. Y yo no soy una persona que abandone los libros a la mitad, pero este pudo conmigo. La crueldad y el detalle con el que se relatan los asesinatos me obligaron a cerrar la tapa y devolvérsela con todo cariño al amigo que me la había prestado. Quizá yo era demasiado joven, tenía 16 años, o quizá me he vuelto más dura con el tiempo, pero hicieron falta años y muchas ganas para retomarla y, esta vez sí, ser capaz de terminarla. Angustiada y revuelta de estómago, pero terminarla.

¿Por qué?

Esta novela describe en primera persona la vida de un yuppie en el Manhattan de los años 80, un hombre que, tras su aparente perfección, esconde un asesino en serie cruel y despiadado.

Me gusta diseccionar mujeres. ¿Sabías que estoy loco?

A lo largo de sus páginas, este personaje nos cuenta sus manías, sus rutinas, sus gustos, aficiones y obsesiones. Nos habla de su vacío interior y el odio hacia todo y todos, que lo llevan (supuestamente) a cometer estos asesinatos como forma de desahogarse. Es un personaje retorcido, sádico, que no siente piedad ni compasión por nada ni por nadie y se cree por encima de la humanidad. Un angelito el chaval, ¿eh?

¿Quién es Patrick Bateman?

Soy un jodido psicópata malvado.

Patrick Bateman es, en apariencia, el hombre perfecto: 27 años, guapo, bien educado, extremadamente inteligente, rico…

Estudió en la Phillips Exeter Academy, se graduó en Harvard, en cuya Escuela de Negocios realizó también un Máster, y trabaja como vicepresidente de fusiones y adquisiciones en la compañía de inversiones Pierce & Pierce, de Nueva York, ciudad en la que vive, concretamente en el American Gardens, un edificio ficticio ubicado en el 55, West 81st Street.

La suya es una familia adinerada. Su padre creció en Connecticut y posee un apartamento en el hotel Carlyle de Manhattan, aunque parece que este personaje está muerto en el presente de la novela, pues siempre que se hace referencia a él es en tiempo pasado. El hermano pequeño, Sean, asiste a la Universidad en el Camdem College. Y su madre, tras divorciarse de su padre, reside en un sanatorio mental.

Patrick Bateman se nos presenta como un hombre muy preocupado por su aspecto físico. Se cuida como una modelo de Victoria’s Secret: ejercicio físico, tratamientos de belleza, cremas, productos, moda… Cualquier cosa que le sirva para compensar sus inseguridades y destacar por encima de una humanidad a la que considera inferior. Sin embargo, es curioso notar que sus amigos y él se parecen entre sí hasta el extremo de que él confunde los nombres de ellos, y ellos, a veces, también lo confunden con otros.

Para ganarse a los demás, finge ser una persona tolerante, abierta, defensor de los valores tradicionales, pero nada más lejos de la realidad, Patrick Bateman es racista, misógino, homófobo, adicto al sexo, las drogas, el lujo y la tecnología. Entre sus aficiones: la violación, tortura, canibalismo, necrofilia y sexo de extrema violencia.

Patrick Bateman

Aunque intenta desesperadamente disimular sus grandes cualidades y encajar en la sociedad, no le funciona demasiado bien (me pregunto por qué), algunos amigos se burlan de él, su abogado lo desprecia, y aquellos fuera de su círculo lo consideran “basura yuppie”, lo que no hace sino aumentar su rabia y su vacío interior.

Mi necesidad de seguir un comportamiento homicida a escala masiva no puede remediarse, pero no tengo otra forma de realizarme.

Su salud mental es precaria, algo de lo que él mismo se da cuenta, llegando a tener alucinaciones durante momentos de psicosis, así como ataques de rabia, pánico o tristeza ante situaciones triviales. Estas alucinaciones jugarán un papel esencial en el final del libro, pero no diré más para no estropearlo a quienes no lo hayáis leído. Para aliviar estos ataques, cómo no, consume Xanax de manera compulsiva.

El asesino

Para Patrick Bateman, el asesinato es una forma de desahogarse ante la exigencia perfeccionista en la que él mismo se ha obligado a vivir. Y no tiene preferencias a la hora de matar: prostitutas y mendigos caen en sus garras, pero también compañeros de profesión, animales o un niño, al que mata “por probar”.

Tengo todas las características de un ser humano: Carne, sangre, piel, pelo. Pero ninguna emoción clara e identificable, excepto la avaricia y la aversión. Está ocurriendo algo horrible dentro de mí y no sé por qué. Mis sangrientas lujurias nocturnas están empezando a apoderarse de mí, me siento letal, al borde del frenesí, creo que mi máscara de cordura está a punto de desmoronarse.

Sin embargo, tiene algunos límites. Amigos a los que aprecia todo lo que un psicópata puede apreciar a alguien: su amante, Courtney; su colega, Carruthers; y su secretaria, Jean, por quien siente un aprecio cuanto menos chocante, pues no la considera tan superficial como los demás y la describe como alguien con quien probablemente acabe casándose.

Sus métodos de asesinato son variados, aunque siempre se distinguen por un sadismo extremo, sobre todo de índole sexual.

Patrick Bateman

Las adaptaciones

  • En el año 2000 se estrenó la versión cinematográfica de American Psycho, bajo el mismo nombre, dirigida por Mary Harron y protagonizada por Christian Bale, aunque este papel fue propuesto también a Keanu Reeves, Edward Norton, Leonardo di Caprio y Brad Pitt. La interpretación de Bale se ganó con creces que el actor se convirtiera en el rostro oficial del personaje, y no hay manera de pensar en Patrick Bateman sin ponerle el rostro, las expresiones y gestos del galés.
  • En el 2002 se estrenó la segunda parte, American Psycho 2, protagonizada por Michael Kremko. Esta película no está relacionada con la novela ni con la película original, hasta el punto de que Bret Easton Ellis denunció a la productora por utilizar a su personaje.
  • En 2013 se produjo en Londres la adaptación teatral de la novela en forma de musical (sí, lo sé, ¿American Psycho musical? ), protagonizada por Matt Smith.
  • Y por si nos había parecido una idea absurda, en 2016 se estrenó otro musical, en este caso para Broadway, que se canceló menos de tres meses después (¿y se sorprenden?)

Curiosidades

  • La compañía para la que trabaja Patrick Bateman, Pierce & Pierce, es la misma en la que lo hace Sherman McCoy, el protagonista de La hoguera de las vanidades.
  • Sean, hermano pequeño de Patrick, protagoniza otra novela, Las leyes de la atracción, en la que Patrick aparece por primera vez.
  • También aparece en la novela Glamorama, en la que se describen “extrañas manchas” en su traje de Armani.
  • Y es nombrado en la novela Lunar Park, en la que Bret Easton Ellis, como un personaje de la misma, habla de la escritura de la novela y de su protagonista como un fantasma que lo acosa.
  • El protagonista de la serie televisiva Dexter, el también asesino psicópata Dexter Morgan, utiliza el nombre de Patrick Bateman como alias para comprar la droga con la que seda a sus víctimas antes de acabar con ellas.

Esta es toda la información que he logrado recopilar sobre un personaje terrible. ¿Conoces el libro? Si lo has leído, me encantaría conocer tu opinión sobre la novela y sobre el protagonista. ¿Por qué no me lo cuentas en los comentarios?

Hasta la próxima entrega de Asesinos literarios

Compartir:

Comentarios (9)

Ya me has ganado. Aquí tienes amiga pa siempre.
Y cierto que Bale es Bateman, ya no hay otro. Me ha encantado la reseña y me he muerto con las curiosidades. ¡Cómo me gustan a mí esas pequeñas cosas!

Yo también leí ese libro y me dejó impactado la escena con la mujer y la rata.

Uff, y tantas otras. Todavía algunas escenas me ponen los pelos de punta cuando las recuerdo ??

Saludos Arantxa.
Un artículo muy interesante. La interpretación de Christian Bale es buenisima, y es cierto que no podemos separar el personaje de Patrick Bateman, pero el libro me impactó aun más. Es muy fuerte y detallado, y plasma muy bien el entorno de superficialidad de los yuppies de los 80 (como ejemplo, la obsesión por las tarjetas de visita,…).
Si tuviera que escoger un asesino en serie que me ha marcado, sería Hannibal Lecter. Esa mezcla de sadismo y cultura,… Cuando salió la serie Hannibal me dio muchísimo miedo, pero he de reconocer que tanto las interpretaciones como la estética es maravillosa.
Un gran abrazo.

Hola Aritz, muchas gracias por tu comentario.
Estoy de acuerdo contigo en que el libro impacta muchísimo más que la película, si la hubieran hecho como es la novela no habría quedado nadie en el cine ???.
Hannibal es, sin duda, uno de los grandes asesinos literarios, y ya tiene un hueco reservado en futuras entradas, espero que esté a la altura de tu aprecio por el personaje.
Un abrazo enorme.

¡Hola!
La verdad es que no conozco la novela, había oído sobre la peli pero no el libro y la verdad es que nunca había conocido tan a fondo el tipo de personaje que tiene como protagonista.
La verdad es que me encanta leer estos personajes así que, por supuesto, me llevo esta novela apuntada como futura lectura.

¡Me ha encantado la entrada! 😀

Hola, Isabel!
Muchas gracias por tu comentario. Me alegro de que la entrada te haya servido para conocer al personaje y la novela, pero te recomiendo que te enfrentes a ella con cuidado, es muy, MUY dura, escabrosa, detallada… Como digo en el artículo, yo no pude terminarla la primera vez que lo intenté. ??
Aun así, espero que la disfrutes (todo lo que se puede disfrutar algo así jjjj). Estoy deseando que me cuentes qué te parece cuando te pongas con ella.
¡Un abrazo!

Me encantó la novela y cómo el autor describía detalles como el papel de las tarjetas de visita… Una lectura obligatoria ( y el libro también ???)
La película me gustó pero me defraudó un poco, puede que por lo que me marcó el libro.

Es un libro terrible, de los pocos que me han dado verdadero miedo, y es cierto que la película no está a la altura, pero, por otro lado, ¡menos mal! jjjjjj

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Artículos relacionados