Reseña de Veinte mil leguas de viaje submarino

resena-veinte-mil-leguas
Compartir:

Veinte mil leguas de viaje submarino

Un monstruo marino ha puesto en marcha todas las alarmas, y finalmente se organiza una expedición para capturarlo, en la que figuran el célebre profesor de Historia Natural Pierre Aronnax, su ayudante Conseil y el experto arponero canadiense Ned Land, a bordo de la fragata estadounidense Abraham Lincoln. El monstruo resulta ser un sorprendente submarino a las órdenes del capitán Nemo, y el hecho de que deba mantener el secreto plantea un grave problema al capitán en cuanto a la liberación de los tres personajes principales. El capitán Nemo, el sabio atormentado y desengañado de la raza humana, en el que confluyen el individualismo libertario y un exacerbado sentido de la justicia, se ha convertido sin duda en uno de los paradigmas de la novela de aventuras y su presencia ya bastaría para justificar el lugar de honor que ocupa Veinte mil leguas de viaje submarino en el género. Y sin embargo contiene muchos otros alicientes: emoción, conocimiento, suspense, personajes inolvidables, lances inesperados… Uno de los hitos de la novela de aventuras y fuente inagotable para la posterior narrativa de anticipación.

Personajes 70.
Historia 80.
Escritura 70.
Final 80.

Lo bueno

  • Las aventuras
  • Los inventos

Lo malo

  • Las enumeraciones constantes
7.5

Nota media

¿Con el calor abrasador que está haciendo este verano, no te apetece sumergirte en el océano en busca de aventuras?

Fue lo que decidí yo, y para ello me embarqué en el submarino Nautilus y me dispuse a recorrer veinte mil leguas bajo el mar en compañía del Capitán Nemo, el profesor Aronnax, su ayudante Conseil y el arponero Ned Land. ¿Vienes?

Veinte mil leguas de viaje submarino
El Nautilus

Veinte mil leguas de viaje submarino no es el primer libro de Julio Verne que leo, pero sí debo admitir que el último fue hace mucho, muchísimo tiempo, por lo que ha sido un reencuentro con su estilo y su particular forma de escribir casi desde cero.

Las aventuras que surgen a lo largo de la historia, los maravillosos inventos y descubrimientos con los que el autor se adelantó decenas de años a su época, y los personajes entrañables que quizá hoy resulten un poco anacrónicos pero que están perfectamente reflejados para su momento histórico, son los puntos fuertes de una novela que, por otra parte, pierde muchos puntos cada vez que el autor saca sus amplios conocimientos científicos y empieza a enumerar y describir razas de peces y especies de corales como si no hubiera un mañana.

Mucha gente critica, además, las larguísimas descripciones que interrumpen el ritmo de lectura, pero en eso no estoy de acuerdo, a mí me parece que nos ayudan a imaginar esos maravillosos paisajes submarinos con los ojos de quien los ve y analiza por primera vez. si bien es cierto que las enumeraciones de peces, sus clasificaciones biológicas, sus características; igual que algunos momentos en que empieza con las lecciones de historia o química hacen que resulte muy difícil, en ocasiones, seguir la trama. Pero, eso sí, cuando consigues volver a ella, regresas a las aventuras, al corazón en un puño, a los descubrimientos y maravillas, al peligro… ¿Cómo no te va a gustar eso?

Veinte mil leguas de viaje submarino
¿De qué clase es esa medusa, profesor Verne?

El autor: Julio Verne

Veinte mil leguas de viaje submarino
Jules Verne

 

 

Jules Gabriel Verne nació en Nantes, en 1828 y murió en Amiens, en 1905.

Es ampliamente reconocido su trabajo como escritor de novelas de aventuras hasta el punto de ser considerado uno de los padres de la ciencia ficción.

Publicó casi setenta libros, y más de veinte cuentos, protagonizados siempre por héroes de buen corazón que luchaban contra las injusticias, y veían en la ciencia, sobre todo al principio de su obra, el motor para un avance ético de la sociedad.

La trama

Estamos en 1866 y el mundo asiste a la aparición de un monstruo misterioso que aterroriza a marineros por todo el globo. Nadie sabe con certeza lo que es, un cetáceo, un narval, un ser desconocido o incluso un bulo, pues aparte de las pruebas, poca gente puede creer en la existencia de un ser tan grande como lo describen los avistamientos, y capaz de moverse por todo el planeta.

Por ello, con la intención de investigar el asunto, la marina estadounidense fleta el Abraham Lincoln, un buque dispuesto a dar caza a este animal. A bordo viajan el profesor francés Pierre Aronnax y su criado Conseil, además de toda la tripulación y otros expertos.

Mucho tiempo recorren los mares en busca de un monstruo que se niega a aparecer hasta que, al fin, lo encuentran y se enfrentan a él. Mala idea. Tratan de arponearlo, abatirlo, pero nada hace mella en su gruesa piel, y en medio de esta batalla, los protagonistas caen por la borda. El arponero canadiense Ned Land que también cayó con ellos, los rescata y juntos llegan a una misteriosa estructura metálica, su monstruo marino, de la que emergen ocho hombres que los introducen sin más explicaciones.

Veinte mil leguas de viaje submarino
Pues va a ser que no era un monstruo…

Así que el famoso monstruo resulta ser un artefacto submarino diseñado y capitaneado por el Capitán Nemo, un hombre de oscuro pasado que ha huido de la sociedad, y que, para mantener su existencia en secreto, condena a los protagonistas a permanecer para siempre en la nave.

A partir de ahí, y durante veinte mil leguas de viaje submarino, nuestros personajes recorrerán el mundo, descubrirán maravillas sumergidas que nadie ha conocido nunca, vivirán grandes aventuras, peligros, y probarán en sus propias carnes inventos que ninguna mente ha imaginado antes: escafandras para buceo autónomo, fusiles eléctricos, máquinas para producir aire…

Veinte mil leguas de viaje submarino
Sí, aunque no te lo creas, esto es el submarino

Pero a nadie le gusta vivir confinado de por vida, y por muchas maravillas de las que sean testigos y partícipes, nuestros personajes, sobre todo el arponero Ned Land, sueñan en mayor o menor medida con escapar y regresar a casa.

Los personajes

Para variar respecto a los últimos libros que he leído, en Veinte mil leguas de viaje submarino nos encontramos con poquitos personajes, cada uno de ellos con una personalidad estrictamente marcada, y para lo que debemos dejar los prejuicios atrás, pues ni sus actitudes ni sus profesiones pueden juzgarse con la vara de medir actual.

  • Pierre Aronnax: El personaje principal, narrador en primera persona de todas las  aventuras que vivimos a través de sus ojos. Es el más reacio a abandonar el Nautilus pues su alma científica lo impulsa a querer saber más sobre el submarino, sobre su capitán y sobre los misterios y maravillas que va descubriendo debajo del mar.
  • Conseil: El flemático criado del profesor, de origen belga, es un fanático de la clasificación de especies, pero parece ser lo único que lo emociona. No se inmuta ante nada, y solo le preocupa que su señor esté bien y a salvo. No tiene opiniones ni ideas propias, solo las de Aronnax, a las que se pliega con reverencia.
  • Ned Land: El arponero canadiense se ve arrastrado a esta aventura en contra de su voluntad, y es quien más empeño pone en salir de ella. De temperamento pasional, fanático de la caza, sueña con recuperar la libertad y, aunque no puede dejar de emocionarse ante las cosas que descubre a lo largo del viaje, está dispuesto a lo que sea con tal de regresar a casa.
  • Veinte mil leguas de viaje submarino
    El capitán Nemo

    El capitán Nemo: El icónico capitán del Nautilus es un personaje misterioso y atractivo. No sabemos qué le hizo huir de la superficie terrestre, tampoco a qué se dedicaba antes (aunque sí sabemos que tenía muchísimo dinero que le permitió construir la nave), ni cómo logro diseñar estas maravillas que nadie antes había imaginado. Lo único que le importa es su barco, su tripulación y su secreto, por lo que está más que dispuesto a mantener presos a sus invitados, sin que por ello les tenga que privar de todas las comodidades y accesos a la nave (casi) como uno más.

El final

Una cosa buena sobre el final de Veinte mil leguas de viaje submarino,  una regular y una mala:

  • La buena: Sigue el mismo ritmo que el resto de la novela. Como no podía ser menos, incluso el final es toda una aventura.
  • La regular: Será una aventura, sí, pero me parece algo precipitada. A mí y a los propios personajes, todo sea dicho.
  • La mala: No es mala en sí misma, pero eché de menos muchas respuestas, sobre todo las que refieren al Capitán Nemo, quién es y qué lo llevó a sumergirse lejos del mundo y la sociedad. Cuando cierras el libro, el personaje continúa siendo tan misterioso como cuando lo conociste por primera vez, y te quedas con las ganas de saber.

En resumen: Veinte mil leguas de viaje submarino

Veinte mil leguas de viaje submarino es la madre de todas las novelas de aventuras. Encontrarás maravillosos descubrimientos, peligros mortales, enfrentamientos con tribus desconocidas y grandes monstruos marinos; visitarás la Atlántida y navegarás por debajo de los continentes, todo ello de la mano de un capitán que te mostrará el mundo a cambio de que no lo abandones nunca.

El único “pero”, como comenté al principio, son esos momentos de etiquetado de especies marinas, flora y fauna, en los que durante tres páginas no lees más que nombres y datos científicos de peces y corales que lo más probable es que no hayas visto en tu vida. Es cierto que esto detiene el ritmo de lectura dramáticamente, pero es un bajo precio a pagar por el recorrer el mundo a bordo del Nautilus

Seguramente hayas leído el libro, pero si no, creo que deberías. Puedes comprarlo en librerías o en Amazon pinchando aquí

Si quieres hablar de esta novela, o de cualquier otra cosa, ¡no te olvides de dejarme un comentario!

Un abrazo, y hasta la próxima.

 

(Crédito de las imágenes: Google, Alphonse de Neuville)

Compartir:

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Artículos relacionados