Querido diario: Verano

diario-verano
Compartir:

¡Hola a todos!

!Si ya sabía yo! Ya sabía que mantener un diario mes a mes iba a resultar complicado, ¡y más en verano!. Entre el trabajo del segundo libro, los posts de este blog, las lecturas y otras menudencias como trabajar para sobrevivir, comer y dormir, es imposible llegar a todo.

Además, admitámoslo, no soy Pérez Reverte, no tengo una agenda llena de eventos literarios, fiestas y charlas sobre las que hablar, así que creo que voy a cambiar la periodicidad de estas entradas a trimestral, una en cada estación del año, y a ver si así me va un poco mejor.

¿Os parece?

 

El libro

Me emperré en que tenía que acabar la primera revisión del libro antes de irme de vacaciones, y… ¡Lo conseguí! Primera revisión hecha. El final que me traía por la calle de la amargura ya está perfilado, los personajes en su sitio, los capítulos, escenas y acciones configuradas definitivamente.

¿Os acordáis de esta foto en la que os mostraba mis vueltas e intentos de configurar un final decente?

Trabajo de verano

Pues ahora mi suelo está así:

Trabajo de veranoNo está mal, ¿no?

Eso no significa que el trabajo esté terminado, más quisiera yo, pero a partir de ahora será más fácil. Me encuentro ahora en esas semanas de separación que recomiendan todos los escritores. Un tiempo para que libro y yo nos alejemos, para que me olvide de él lo suficiente como para que, al retomarlo, pueda verlo con la mente clara y detectar posibles fallos. Si todo va bien, empezaré con ese proceso a mitad de octubre. Hasta entonces…

 

El blog

He sentido la tentación de dejar el blog en modo vacaciones durante estos meses, como hacen muchos, pero me conozco, y a ver quién se reincorpora al trabajo después. Así que me he mantenido fiel a mis entradas semanales. Ha habido reseñas de libros que he leído, reseñas que han hecho sobre En el punto de mira, las Odas a los asesinos literarios, el recién creado Diario de viajes para lectores, y otros artículos de temas diversos.

Lo que he publicado estos meses:

  • El día catorce de junio inicié mi Oda a los asesinos literarios, y lo hice con uno que todavía me provoca pesadillas: Patrick Bateman, el protagonista de American Psycho.
  • Reseña: Muñecas rotas, de James Carol. Un thriller incómodo que te pone en la piel de un investigador criminal y de una joven secuestrada y torturada. Una historia muy buena que fallaba en los personajes.
  • Como llegaba el verano y la gente se iba de vacaciones, os hice una lista de las 10 compras veraniegas para los aficionados al crimen. Teníais bañadores, toallas, una caseta de campaña… ¡Aún estás a tiempo!
  • Como os había anticipado, la bloguera SimplementeMJ contó conmigo para participar en el proyecto Adopta una autora, y aquí tenéis el artículo y la entrevista que me realizó. Sobre Adopta una autora, y la entrevista para el proyecto
  • Otra reseña: Pronto será de noche, de Jesús Cañadas. Un libro tan maravilloso como aterrador. Llega el apocalipsis, y tú estás atrapado en un atasco y con un asesino al acecho. Sin comida, sin agua y sin esperanza. Si no lo habéis leído, deberíais.
  • La segunda entrega de las Odas a los asesinos literarios la dediqué por aclamación popular a Hannibal Lecter. El genio del mal y la gastronomía fina.
  • No podía dejar de participar en la semana de los Autopublicados que se organizó en Twitter, y esos días publiqué un artículo que me había solicitado la bloguera Lectora Dispersa: Mi experiencia con la autopublicación
  • Agosto llegó con uno de los mejores libros del año. No lo digo yo, por lo que parece lo dice todo aquel que lo tiene en sus manos. Se trata de El color del silencio, de Elia Barceló, y si no lo has leído deberías. Aquí tienes mi reseña para que termines de decidirte.
  • Y después llegó una de las reseñas más increíbles que se han escrito sobre En el punto de mira. La escribió Aritz Perez Berra para su blog El constructor de mundos, y todavía me tiembla el pulso. ¿Quieres leerla?
  • Siguiente reseña: Última sesión, de Marisha Pessl, una novela demasiado larga, pero de historia muy entretenida, y llena de misterios y enigmáticos personajes. Lástima que a la autora le gustaran tanto las comparaciones…
  • Tercera entrega de las Odas a los asesinos literarios. En mi blog no podía faltar un villano de Stephen King, y para esta ocasión me decidí por Annie Wilkes, la protagonista de Misery, la villana por excelencia del novelista americano. Un honor ganado a base de golpes, cortes y crueldad extrema. Con fans como ella…
  • Y como hacía calor me sumergí en el océano a borde del Nautilus, con el capitán Nemo y compañía. Y nada, Veinte mil leguas de viaje submarino nos pegamos, así, sin pestañear.
  • ¡Por fin! A principios de septiembre me fui de vacaciones. Qué larga se había hecha la espera. Y como me pasa siempre, antes de visitar un nuevo país, me volví loca buscando referencias literarias que visitar. En este post reuní todas sobre mi destino: Escocia.
  • Gracias a una recomendación, cayó en mis manos Los Inocentes, de David Baldacci, el primer libro de una saga dedicada al sicario Will Robbie. Y con lo que me gusta a mí un asesino…
  • La última Oda a los asesinos literarios del verano fue para un monstruo cuya tristeza le ha hecho ganarse un huequito en mi corazón. Frankenstein o el eterno prometeo

Otras actividades

Primer año  de vida de En el punto de mira

En el punto de mira cumplió en julio su primer añito de vida. Para celebrarlo estuvo de oferta durante todo el mes, a 1.49€ en su versión Kindle. La respuesta fue mucho mejor de lo que había llegado a imaginar, y entre todos colocásteis el libro entre los más vendidos de Amazon. ¡Muchísimas gracias!

Trabajo de veranoPero no os olvidéis de que sigue ahí, ¿eh? Si no lo habéis leído, os recuerdo que podéis leer las primeras páginas GRATIS en el siguiente enlace:

Mis lecturas de la estación

  • Muñecas rotas, de James Carol. Un libro con tufillo al Silencio de los corderos, que cuenta una historia muy incómoda con un personaje principal muy bueno y unos secundarios muy mediocres. Aquí tenéis la reseña.
  • La bruma, de Jesús Carnerero. Una historia misteriosa que te atrapa en el pasado de cinco amigos que, años después de separarse, empiezan a sufrir extraños problemas de salud. En Goodreads podéis leer mi opinión.
  • Otoño sangriento, de M.C. Mendoza. Me gustó mucho esta historia localizada en el Madrid de finales del XIX que mezclaba misterio, asesinatos, amor… Aquí mi opinión
  • Pronto será de noche, de Jesús Cañadas. Maravillosa y terrorífica novela sobre el apocalipsis. ¿Qué haces si te pilla en un atasco y, encima, con un asesino suelto? Imagina… Esta es mi reseña
  • Muerte en verano, de Benjamin Black. Esta ha sido la decepción del verano. Con lo que me gustan las novelas de Quirke, esta me pareció más flojita que las demás. Ni siquiera la reseñé…
  • A grandes males, de César Pérez Gellida. Esta tampoco la reseñé, pero no fue porque no me gustara, todo lo contrario, fue tal el viaje y la pena de acabar esta saga que no tuve fuerzas para ello.
  • El color del silencio, de Elia Barceló. Os lo dije en su momento, lo he puesto hace unas líneas, y lo repito ahora: ¡Tenéis que leer este libro!
  • Última sesión, de Marisha Pessl. Un libro que mezclaba el terror, el género negro y muchas comparaciones en un ambiente que recordaba a las películas de Roman Polanski Aquí está mi reseña.
  • Veinte mil leguas de viaje submarino, de Julio Verne. Uno de los clásicos de aventuras por excelencia, el capitán más famoso y misterioso del mundo, y una nave que se adelantó a su tiempo. ¿Embarcáis?
  • Los inocentes, de David Baldacci. El primer libro de la saga dedicada al sicario Will Robbie, un asesino a sueldo del gobierno estadounidense que pasa de ser el cazador a ser la presa, sin saber quién lo persigue ni porqué, y que, además, tendrá que proteger a una adolescente respondona con sus propios problemas. Me encantó. ¿Quieres leer la reseña?
  • En Yo soy Dios, acompañamos a una policía que necesitaba acabar con un psicópata que se creía Dios antes de que este acabara con la ciudad de Nueva York. Un libro muy entretenido de personajes bien perfilados.
  • Los Zombis de Leningrado es, tal y como se anuncia, la única novela de género Z basada en una historia real. Y créeme, te pone los pelos de punta pensar que tales cosas ocurrieron realmente. Las fotografías que salpican el libro lo hacen aún más aterrador.
  • El libro Los 39 escalones, que inspiró la película homónima de Hitchcock, no está a la altura de esta para nada. Bastante decepcionante. Narrada con demasiada velocidad y utilizando la historia como excusa para ir de un lado a otro.
  • En la novela clásica Bel Ami, de Guy de Maupassant, conocemos a un hombre cínico y dispuesto a todo con tal de llegar a lo más alto en su carrera y la sociedad, y poco le importa quién caiga por el camino. Una novela fascinante que no se ha convertido en un clásico de la literatura por casualidad.
  • Cartas a un joven poeta, de Rainer Maria Rilke, es uno de esos libros que todos deberíamos tener en la mesilla y repasar de vez en cuando. Las reflexiones del poeta checo sobre la vida, la muerte, las reflexiones, la religión… relatadas con gran belleza y brutal honestidad. Maravilloso.

Estos últimos cinco libros, y algún cuento que colé en medio, coincidieron durante las vacaciones o el período pre o post vacacional, por lo que no tenía demasiada energía para reseñarlos. Prometo retomar el trabajo en cuanto termine de llorar, digo, de acostumbrarme a la rutina.

Y el trimestre que viene…

Si todo sale bien, participaré en el festival del cómic de la ciudad de La Laguna, habrá charlas y talleres… Ya os contaré. (Qué mal llevo las salidas al público)

Comenzaré con la segunda revisión del libro, previa lectura completa para ver en qué situación está y apuntar todo lo que haya que corregir.

Y, por supuesto, ¡seguiré leyendo!

 

¿Qué tal ha ido vuestro verano? ¿Me lo contáis? ¿Cómo será el otoño?

Hasta pronto

Compartir:

Comentarios (3)

Me parece tan interesante leer tus comentarios y recomendaciones que creo que debes seguir haciendolo aunque sea sin compromiso de fecha pero hacerlo trimestral es muy largo. Y tambien es bueno saber como va el nuevo libro.

Hola Ara: Esperamos con curiosidad y algo de impaciencia tu segunda novela.

Jajajajaja! Gracias, Fran. Se está tomando su tiempo para estar perfecta, pero llegará, te lo prometo ?

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Artículos relacionados