Inicio Divagaciones 5 razones por las que escribo a mano, y algunos inconvenientes