Reseña de El discurso secreto, de Tom Rob Smith

Reseña El discurso secreto - arantxarufo.com
Compartir:

El discurso secreto

En su segunda novela tras el éxito fulgurante de El niño 44, Tom Rob Smith pone al agente secreto de la policía soviética Leo Demidov en el disparadero al sufrir el secuestro de una de sus hijas a manos de una mujer sedienta de venganza. El discurso secreto ha obtenido unas inmejorables críticas en el extranjero, que lo han calificado de «thriller soberbio». La novela plantea una cuestión espinosa: ¿es conveniente conceder una segunda oportunidad a alguien que por sus actos pasados no lo merece?

Personajes 70.
Historia 60.
Escritura 60.
Final 50.

Lo bueno

  • La reflexión sobre las segundas oportunidades
  • La evolución del personaje de Leo
  • La ambientación
  • La documentación histórica

Lo malo

  • El cambio de estilo a media novela
  • El personaje de Raisa, y su evolución desde la novela anterior
  • El final sinsentido y moralista
6

Nota media

¿Alguna vez has leído un libro que parecían dos? A mí me acaba de ocurrir, pero no por la longitud, no, es otra… Otra cosa. Ha sido muy raro.

El discurso secreto es la segunda novela que gira alrededor del personaje Leo Demídov. La primera fue El niño 44, una historia que se adaptó al cine con Tom Hardy en el papel principal.

Te explico lo que me pasó con El discurso secreto. Resulta que estás leyendo el libro, muy bien, una historia con su estilo literario, su ritmo, su trama… Vale, lo normal, y entonces llegas al final de la historia, de la trama, y resulta que aún te queda un 25% de novela por leer. ¿Y ahora? Pues aquí es donde todo se vuelve loco, de repente la trama cambia, un cambio que habría sido perfecto para una continuación, una novela diferente, pero no, sigues con la misma, y todo es distinto. Para incrustar una novela en el 25% final de otra, el ritmo se acelera de una manera absurda, cambia el estilo, ya no hay explicaciones ni descansos, la historia se desarrolla a todo trapo, a veces sin ningún sentido… Y la impresión (mejor o peor, en mi caso era buena, no es lo mejor que he leído nunca, pero resultaba entretenido) que te hubieran causado las primeras tres cuartas partes del libro se va al traste por el circo extraño en el que te metes al final.

Es la sensación que me ha quedado a mí, al menos, y es una lástima porque, como he dicho, hasta ese momento me estaba gustando, no tanto como El niño 44, que es mucho mejor que esta, pero iba bien.

En fin…

El autor: Tom Rob Smith

Tom Rob Smith  es un escritor nacido en Londres en 1979.

Se graduó en Literatura inglesa en Cambridge y ha trabajado como escritor y guionista

Publicó su primera novela El niño 44 en 2008 y ganó el Ian Fleming Steel Dagger, por la Crime Writers’ Association  al mejor thriller del año.  Recibió una mención al Man Booker Prize, y fue nominado al 2008 Costa First Novel Award. En 2009 ganó el premio Waverton Good Read para primeras novelas, y el premio Galaxy Book Award al mejor escritor nobel.

El discurso secreto es su segunda novela,  y continuación de El niño 44

La trama

El niño 44, y Leo Demidov ha reorganizado su vida como jefe del recién creado (y secreto) Departamento de homicidios del gobierno soviético. Vive felizmente con Raisa (que muy rápido ha olvidado la ferocidad con la que lo odiaba en la novela anterior) y con las dos hijas que adoptaron entonces, Zoya y Elena.

En medio de esa supuesta vida feliz, ocurre algo totalmente inesperado, Nikita Jrushchov, el dirigente de la Unión Soviética, hace público un discurso en el que admite los errores del pasado, las locuras de su predecesor, Stalin, y anuncia un cambio de rumbo en el modo de funcionar del gobierno, con menor represión y más libertad para el pueblo. Este es El discurso secreto que da título a la novela y que, como vemos, no tiene nada de secreto.

Todo eso está muy bien, pero hay gente que ha sufrido durante años toda esa represión, y a la que no le vale una disculpa.  Y esto se traduce en una oleada de asesinatos que parecen afectar a viejos camaradas de Leo Demidov, antiguos agentes, como él, y colaboradores del régimen.

Yo no era nada hasta que te odié.

Y para empeorar las cosas, porque todo siempre puede empeorar, su hija Zoya, que no lo ha perdonado por lo que era y que vive en un rencor permanente hacia su nueva vida, es secuestrada. Su secuestradora exige que Leo libere a su marido, un sacerdote al que el agente arrestó en sus tiempos de agente del gobierno y envió a un gulag. Leo tendrá que infiltrarse en una de estas terribles prisiones en la Siberia profunda, en medio de un ambiente de caos y anarquía provocado por el discurso de Jrushchov para rescatar al hombre que puede liberar a su hija.

Los personajes

Al igual que en El niño 44 en El discurso secreto toda la trama gira alrededor de Leo Demidov.

  • Leo Demidov: Durante toda su vida, Leo trabajó como oficial del MGB, la fuerza de seguridad del Estado Soviético. En su cargo hizo cosas horribles que en su momento no cuestionó, pero que ahora lo persiguen: detenciones arbitrarias, torturas, asesinatos… Ya no es el mismo hombre, e intenta sobreponerse a ese pasado y crear una vida feliz con una familia y un nuevo trabajo en el que resolverá los asesinatos que, oficialmente, no ocurren en la feliz Unión Soviética, y resarcirá en parte todo el mal causado. Pero ni él mismo está seguro de si merece esa felicidad. ¿El lícito dar una segunda oportunidad a alguien así? Está dispuesto a intentarlo, a hacer feliz a su esposa, Raisa y a sus dos hijas adoptivas, Elena y Zoya, aunque se lo pongan difícil.
  • Raisa Demidov: La mujer de Leo era un personaje mucho más interesante en la primera novela. Lo odiaba, lo temía y trataba de alejarse de él todo lo posible sin arriesgar su vida, pero ahora, de repente, él se ha vuelto bueno y ella lo quiere con locura… Qué fácil. Si Leo se aferra a la idea de una familia como reinserción social, ella lo hace aún con más fuerza, porque sí. Quiere a esas niñas y hará cualquier cosa por mantenerlas a su lado.
  • Zoya Esta niña, la mayor de las dos hijas adoptivas de Leo y Raisa, ha tenido una infancia muy dura y es consciente de que su nuevo padre representa en gran medida aquellas injusticias que sufrió y que acabaron con la pérdida de sus padres biológicos, pero lejos de haber madurado, es una niñata consentida y mimada, que trae a todo el mundo de cabeza y no causa más que problemas. Por si fuera poco, protagoniza una historia de amor sin demasiado sentido y ninguna lógica en la historia. En mi opinión, si no hubiera vuelto a aparecer tras el secuestro, no la habría echado de menos.
  • Fraera:  Conocemos a esta mujer en un flashback al inicio de la novela. La vemos como la esposa de un sacerdote, servicial y sumisa pese a mantener una relación extramatrimonial con otro cura que resulta ser Leo infiltrado en la iglesia en busca de traidores al estado. Lo siguiente que sabemos de ella es que se ha convertido en la jefa de una banda de vorys (criminales sanguinarios que, para empezar, históricamente jamás se habrían sometido a una mujer). Ella los lidera y utiliza a su antojo para llevar a cabo una venganza personal contra Leo, una venganza que no tiene ningún objetivo más que hacerle daño, que recurre a maniobras bastante absurdas y que luego, de repente, da un giro para enfocar hacia otro objetivo. Podría haber sido un gran personaje, pero no me resultó creíble en absoluto.
  • Lazar: El sacerdote esposo de Fraera fue detenido por Leo y enviado a los gulags. Allí ha sufrido graves lesiones físicas y ha perdido la voz, pero a cambio se ha convertido en el líder de uno de los grupos de criminales allí retenidos. ¿Por qué? Ni idea, no se le ve un ápice de fuerza ni de garra. Durante toda la novela, no es más que una excusa para que lo demás se desarrolle, y el autor se olvidó de desarrollarlo a él.

¿Qué puedo decir? El único personaje que me ha resultado mínimamente creíble es Leo, que continúa con las mismas dudas sobre sí mismo y lo que lo rodea que ya tenía en el libro anterior. Pero los demás tienen una envidiable capacidad de adaptación a las circunstancias, pasan del odio al amor en una página, y al revés en otra, se convierten de la nada en líderes de grupos criminales famosos por su crueldad, o se olvidan de todo para ocuparse en algo totalmente distinto de lo que eran antes.

Me ha resultado todo muy extraño en la caracterización de este elenco.

El final

Aquí reside el principal problema de la novela, si no hubiera ese giro a un 25% del final, no resultaría tan decepcionante, porque todo termina de una manera creíble, bien hilada, sin quejas. Y luego resulta que no, que no termina. La historia cambia, el género de la novela cambia, ya no es un thriller ni espionaje, pasamos directamente al género bélico. Metemos a los protagonistas en una situación en la que no pintan nada y recorremos las calles de Hungría (¿Hungría, de pronto? ¿A cuenta de qué?) a toda velocidad, porque sí.

Ya es tarde, pero propongo al señor Smith que coja ese final, lo desarrolle, lo alargue, lo explique y lo calme, y lo publique como otra novela independiente. Estoy segura de que ambas mejorarían.

No entiendo por qué no lo hizo así, y puedo decir que me arruinó la impresión general de la novela.

En resumen: El discurso secreto

El discurso secreto es una historia entretenida, una buena continuación a El niño 44, a raíz de unos personajes que ya conocemos. Hay algunos fallos de coherencia en la historia y el desarrollo de estos personajes, sentimientos metidos con calzador y giros extraños, pero se lee bien, y se disfruta de una ambientación física e histórica muy creíble e interesante.

Cuando los policías son criminales, los criminales deben convertirse en policías.

Hasta que llegas al último cuarto del libro. Los personajes pierden los papeles, olvidan todo lo que han sido antes y se convierten en algo diferente. La ambientación puede ser buena, probablemente lo es, pero el ritmo de la narración y el desarrollo de la historia no permiten apreciarla.  Si el autor hubiera logrado reflejar la tensión de la situación y su influencia en los personajes, podría haber mejorado mucho, pero no lo consigue, y en medio de un momento que podría tener al lector en vilo, yo no hice más que preguntarme ¿a cuenta de qué me has metido en este rollo?

Si quieres leerlo, entero o solo las tres cuartas partes, puedes comprarlo en librerías o en Amazon

¿Estás de acuerdo con mi reseña? Lo cierto es que he leído muchas por la red de gente que no opina en absoluto lo mismo que yo, que han disfrutado mucho de la novela y no le han encontrado los fallos que yo señalo. ¿Es tu caso? ¿Coincides conmigo? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Un abrazo, y felices lecturas.

Compartir:

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Artículos relacionados