Querido diario: Invierno. Resumen de un trimestre

invierno - arantxarufo.com
Compartir:

¡Hola!

Pues nada, que no ha dejado de nevar hasta el otro día (y solo en algunos sitios), pero dicen las noticias que ya ha llegado la primavera y que la sangre altera y que ya estamos con la semana santa encima. Hemos pasado un invierno frío de nieve y temporales y, como buenos lectores que somos, lo hemos visto desde la ventana con un libro entre las manos porque, ¿hay algo mejor en el mundo que esto?

Bueno, algo habrá, pero ya me entiendes, ¿no?

 

Ha sido un trimestre de fiestas y vacaciones, lo que deja mucho tiempo para leer y poco para trabajar, pero algo hemos hecho, y te lo resumo a continuación.

¿Recapitulamos?

 

El libro

Uff. El libro. Terminé el otoño en pleno proceso de escritura de lo que será la segunda parte de En el punto de mira. Bien. Ya está escrito. Terminado. Al menos ese primer borrador que no se parecerá en nada al resultado final que salga a la luz vete tú a saber cuándo. Y ahí anda ahora, durmiendo hasta que saque tijera y aguja y empiece a corregirlo.

Con eso terminado, he dedicado el invierno a trabajar en la que será mi próxima novela. Llevo estos meses enfrascada en la primera revisión, arreglando la trama, los personajes, el desarrollo, eliminando incoherencias y tirándome de los pelos. Pensando que todo es una mierda y que me voy a mudar a una cabaña en medio de Groenlandia porque no puedo seguir con esto.

En fin, lo normal para una primera revisión.

Mi intención es terminar esta tarea a lo largo de los próximos días y dejar descansar la obra unas semanas antes de enfrentarme a la segunda revisión. En esta me dedicaré al estilo y será aún más dolorosa que la primera. ¿No te doy penita?

¿De verdad que no?

El blog

El blog ha continuado adelante durante el invierno, pese a las navidades, las fiestas y las vacaciones. No es por nada, pero me merezco un aplauso.

Gracias, gracias...

Resumen de publicaciones en invierno:

  • Como ya hice el año pasado, quise rellenar mi Desafío anual de lecturas e incluir el top 5 del año. No fue nada fácil, nunca lo es, pero aquí lo tienes: Desafío de lecturas y Top 5: resumen del 2017
  • Aunque lo terminé de leer justo antes de terminar el otoño, la primera reseña del invierno correspondió a la novela El jilguero, de Donna Tartt.
  • Enero comenzó también con una interesante entrevista que me realizó la publicación online Capítulo 1. Hablamos de autopublicación, sobre todo, y también del libro. Aquí la tienes por si te la perdiste
  • Una de las mejores lecturas del trimestre y,  yo diría, de mucho tiempo. Un trago antes de la guerra,  de Dennis Lehane. Aún no entiendo cómo no había llegado antes este autor a mis manos, pero ya está subsanado el terrible error. Por supuesto, el resultado de la lectura se reflejó en la reseña correspondiente.
  • De una gran lectura a otra menos buena. El discurso secreto, de Tom Rob Smith resultó entretenida, pero en ningún momento estuvo a la altura de la primera parte de la saga a la que corresponde, El niño 44, y menos cuando empezó a perder el norte según se acercaba el final. Resultó una de las reseñas más complicadas que he escrito por lo contradictorio de la novela.
  • En enero llegó la primera Oda a los asesinos literarios del año y del invierno. Se la dediqué a un personaje extraño, obsesionado con obtener todo lo que no tiene, un hombre sin alma y sin olor. Jean Baptiste Grenouille
  • ¿Qué llega cuando entramos en febrero? ¡Los carnavales! Este año quise proponerte 10 disfraces basados en personajes de la literatura. ¿Cuál es tu favorito? A mí, el de Poe y el Ent me conquistaron
  • No me puedo quejar por la calidad de los libros que han llegado a mí este invierno. La siguiente reseña la dediqué a La mala hierba, de Agustín Martínez, un libro incómodo y asfixiante que me lo hizo pasar fatal y, al mismo tiempo, se ha colado desde ya en mi top de este año. ¿No lo conoces? Estás tardando. Aquí tienes la reseña.
  • La siguiente reseña correspondió a un thriller de manual, un libro trepidante en el que los personajes estaban más cerca de una película de superhéroes de Marvel que de la realidad. Aun así, una lectura entretenida para pasar un buen rato. Niebla, de Andreas Pflüger.
  • Abogadoooooo…. Si lees esta palabra, o mejor aún si la escuchas, ya sabes a quién dediqué mi segunda Oda a los asesinos literarios, lo cual es gracioso, porque el psicópata Max Cady no la dice en todo el libro, pero Hollywood es poderoso y este asesino se ha grabado en nuestra memoria con la cara de Robert De Niro. Con todos ustedes, Oda a los asesinos literarios: Max Cady.
  • En marzo celebramos el día de la mujer, una fecha que este año ha cobrado mucho más protagonismo que en ocasiones anteriores, con reivindicaciones, manifestaciones e incluso una huelga femenina. Yo quise rendir homenaje a los 5 personajes femeninos que me salvaron la vida.
  • Este invierno ha dado comienzo la iniciativa #UnAñoDeAutoras, destinado a reivindicar la existencia de escritoras en la literatura tanto actual como pasada. El blog El constructor de mundos, de Aritz Pérez Berra me eligió como su autora para el mes de febrero, y publicó esta magnífica entrevista que iba a ser una pero se convirtió en dos.  Entrevista para El constructor de mundos.
  • Ya se va convirtiendo en costumbre terminar el invierno con el festival de género negro Tenerife Noir, más de dos semanas de actividades, charlas, entrevistas… Un año más, sus organizadores quisieron contar conmigo, y aquí te cuento todo lo que hice en esos días. Crónica del Tenerife Noir 2018

 

Mis lecturas de invierno

  • Un trago antes de la guerra, de Dennis Lehane. La primera novela de la saga protagonizada por una pareja de detectives, Patrick Kenzie y Angela Gennaro que deben elegir entre los poderosos que los ayudarán en sus carreras o los más discriminados de la ciudad.
  • El discurso secreto, de Tom Rob Smith. Tras la muerte de Stalin, su sucesor, Jruschev, publica un discurso en el que cambia radicalmente todos los preceptos sobre los que se ha basado la URSS, pero hay gente para la que sus disculpas no valen nada y que están dispuestos a reclamar venganza. Leo Demidov, a quien conocimos en la anterior novela de la saga, parece estar en la lista de alguien. Un libro que pega un cambio a mitad de la historia y deja al lector sin saber qué demonios está leyendo.
  • Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado, de Juan Ramón Biedma. Le tenía muchas ganas a esta novela, pero pese a los premios que ha cosechado no me terminó de conquistar. Lo mejor, la aproximación a la historia de Sherlock y Moriarty y la definición de estos personajes de un modo distinto a lo que conocíamos. Escribí mi comentario en Goodreads
  • La mala hierba, de Agustín Martínez es una novela muy dura que retrata una situación que nadie querría vivir. Si tu hija es acusada del asesinato por encargo de su madre y de intentar matarte a ti, ¿cómo sobrevives a eso? El calor asfixiante de un pueblo Almería y la claustrofobia de un grupo cerrado de personas para las que eres el extraño hicieron que tuviera que leer esta obra en dosis pequeñas para poder respirar.
  • Niebla, de Andreas Pflüger es la definición de un thriller, una acción vertiginosa y personajes decididos y fuertes que rayan los superpoderes de un héroe de cómic.
  • Objetos frágiles, de Neil Gaiman. No eres tú, soy yo, tengo un problema grave con los libros de relatos cortos. Ni siquiera los de Stephen King, y mira que tiene algunos grandiosos, logran atraparme. Será que necesito llegar a conocer a los personajes para interesarme por su historia, y que me cambien de relato en pocas páginas me deja fría. Con las ganas que tenía de leer a Gaiman, no debería haberme decantado por esta recopilación. Aunque, como he dicho, no eres tú, soy yo.
  • Orlando, de Virginia Wolf: Una novela surrealista, escrita con un sentido del humor y una ironía envidiable, pero que a mi entender se pierde demasiado en divagaciones sobre todo lo divino y lo humano, el amor, la vida, la muerte, la literatura, la poesía… Publiqué un comentario en Goodreads
  • Bellas durmientes, de Stephen King Si eres habitual de este blog o me sigues en las redes (o en persona, que también existo ahí fuera) ya sabes que para mí King es Dios. Sin embargo su última novela, escrita mano a mano con su hijo Owen, me ha costado muchísimo. Aunque algunos personajes destacaban sobre los demás, la mayoría de los secundarios me resultó predecible o indiferente. De las dos tramas paralelas que se narra, una me encantó y la otra me resultó igual de predecible que los personajes que la forman, hasta el punto de que la habría eliminado por completo y me habría quedado con la otra. Será mi primera reseña después del invierno, seguro, pero todavía tengo que digerirla para llegar a entender qué falló.

 

Y el trimestre que viene…

Terminar la primera revisión, darle un tiempo, comenzar la segunda… Se me echa encima la fecha que me he propuesto para terminarlo y no puedo ya irme por las ramas. ¡A trabajar!.

Y, por supuesto, ¡a leer!

 

¡Cuéntame qué tal ha ido tu invierno!

Hasta pronto

Compartir:

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Artículos relacionados