Reseña de El visitante, de Stephen King

Reseña El Visitante - Stephen King - arantxarufo.com
Compartir:

El visitante

Un niño de once años ha sido brutalmente violado y asesinado. Todas las pruebas apuntan a uno de los ciudadanos más queridos de Flint City: Terry Maitland, entrenador en la liga infantil, profesor de literatura, marido ejemplar y padre de dos niñas.

El detective Ralph Anderson ordena su detención. Maitland tiene una coartada firme que demuestra que estuvo en otra ciudad cuando se cometió el crimen, pero las pruebas de ADN encontradas en el lugar de los hechos confirman que es culpable. Ante la justicia y la opinión pública Terry Maitland es un asesino y el caso está resuelto.

Pero el detective Anderson no está satisfecho. Maitland parece un buen tipo, un ciudadano ejemplar, ¿acaso tiene dos caras? Y ¿cómo es posible que estuviera en dos sitios a la vez?

La respuesta, como no podría ser de otra forma saliendo de la pluma de Stephen King, te hará desear no haber preguntado.

Personajes 85.
Historia 85.
Escritura 90.
Final 65.

Lo bueno

  • El tratamiento de los personajes, como siempre
  • Ese cameo (o algo más) que no esperaba
  • La investigación inicial
  • Uno de los finales más coherentes en las novelas de King, aunque sea poco apoteósico

Lo malo

  • Derek, el hijo del prota. ¿Ese niño pa’qué?
  • El final resulta algo soso
8.5

Nota media

El visitante, la última novela de Stephen King, es una historia triste.

De aire muy similar a Mr. Mercedes, y protagonizada por un hombre muy parecido al personaje principal de aquella saga, Bill Hodges, El visitante se centra en la resolución de un terrible crimen cometido en un pequeño pueblo en el que todo el mundo se conoce. Es un suceso trágico porque la víctima es un niño asesinado con una crueldad insoportable, y más aún porque el principal sospechoso es el entrenador de un equipo de la liga infantil de baseball, respetado, querido y amigo de todos los vecinos. ¿Cómo reacciona un pequeño pueblo ante un suceso así?

¿Y qué ocurre si, igual que hay pruebas de que ese hombre es culpable, también las hay de su inocencia?

Esta historia, como digo, es triste, narra los acontecimientos desde el punto de vista de las tres familias implicadas en la investigación: la del niño asesinado, la del acusado de su asesinato y la del policía al cargo de la investigación. Todos ellos se ven afectados por el terrible suceso y ninguno lo lleva bien, pero no esperes que King se regodee en el drama, no hay grandes lagrimones ni escenas dramáticas, tan solo el dolor callado y angustioso de cada persona, porque si hay algo que el autor refleja como nadie es el interior de sus protagonistas.

El autor: Stephen King

Reseña El visitante - arantxarufo.com

Poco puedo decir de Dios que no hayas leído ya en este blog, he reseñado 3 novelas suyas: El bazar de los malos sueños, Bellas durmientes y Fin de guardia; lo nombro siempre que puedo y hasta tiene su propio personaje en mis Odas a los asesinos literarios, dedicado a Annie Wilkes. Así que ya lo sabrás casi todo.

Nacido el 21 de septiembre del 47, en Portland, Maine, Estados Unidos.

Autor de requetetropecientas novelas, relatos, cuentos y guiones.

Dios.

La trama

El pequeño Frank Petersen, de once años, aparece en un bosque cerca de su casa brutalmente torturado, violado y asesinado. Por sorprendente que parezca, en unos días el caso está resuelto, hay decenas de testigos que vieron al niño irse con el entrenador Maitland y que más tarde vieron a este manchado de sangre, hay huellas por todo el escenario, hay restos de ADN… Pan comido. El entrenador es arrestado en medio de un partido de baseball ante todos sus vecinos y amigos. Una represalia por su horrible fechoría.

Pero, ¡ay! ¿Y si de repente aparecen pruebas que demuestran que él no pudo hacerlo? ¿Y si hay gente que asegura que estaba en otro sitio? ¿Y si hay evidencias de eso?

Quizá sea demasiado tarde para ponerse a investigar, quizá la mecha ya esté prendida y la rabia incendie el pueblo. Quizás ahora todos los afectados deban aprender a vivir con la duda, o luchar contra sí mismos para resolverla.

Esto es lo que decide hacer el inspector Ralph Anderson, junto a un equipo de amigos y colaboradores que comparten sus recelos, porque si se han equivocado y han detenido a un inocente, el verdadero culpable sigue ahí fuera y es capaz de hacer cosas inimaginables.

Los personajes

En esta novela, localizada en un pequeño pueblo en el que todos son amigos, familia o compañeros, es normal que haya mil personajes: los protagonistas, sus mujeres (porque en esta historia casi ninguna mujer es demasiado relevante), los policías, abogados… A lo largo de la trama cada uno está de un lado muy concreto, así que creo que podemos dividirlos por equipos:

  • La familia Petersen: Frank Petersen tenía once años cuando murió asesinado de la manera más horrorosa posible. Su familia, como es natural, está destrozada. Su madre, su padre y su hermano sufren un infierno de dolor y rabia que les afecta tanto a su salud como a su carácter. Desde el sufrimiento, la resignación y el deseo de venganza, sus vidas ya no volverán a ser como antes.
  • La familia Maitland: Terry Maitland es el asesino. Y punto. No hay dudas. Aunque las haya, aunque haya pruebas de que no lo es, el pueblo ha tomado su decisión, y la familia del entrenador es condenada al ostracismo social. Los viejos amigos les dan la espalda, y Marcie, la mujer del acusado, se encuentra de repente sola, a cargo de sus dos hijas, repudiada por los vecinos y única defensora de su marido. Ella sabe que él no fue, que no estaba allí en ese momento, que hay pruebas que lo exoneran, aunque nadie la crea. Lo defenderá hasta el final así como defenderá a sus dos hijas pequeñas, que de un plumazo se han quedado sin padre y sin amigos.
  • La familia Anderson: Ralph Anderson es el inspector a cargo de la investigación, él encontró las pruebas que acusaban a Maitland, pero, después, también es quien encontró las que lo exoneran. Su decisión y sus actos afectaron a la vida de un hombre y de su familia y ahora debe enfrentarse a la posibilidad de haberse equivocado. ¿Es eso posible? Un personaje muy similar al viejo BIll Hodges, de Mr. Mercedes, leal, obsesionado con su trabajo, minucioso… Su mujer es su mejor apoyo en esta historia, compañera y amiga, y juntos tratarán de descubrir la verdad.

Una vez la investigación avanza y las dudas surgen sobre lo que han hecho y si Terry Maitland es, en efecto, el asesino, se unen varios personajes más a la causa. El abogado, Howard Gould; el investigador privado, Alec Pelley, el policía Yune Sabro; y alguien más que no voy a nombrar, un cameo totalmente inesperado que me robó el corazoncito. No digo más.

  • Howard Gould es uno de los mejores abogados del estado, temido y respetado por sus rivales, cuando se mete en un caso no lo abandona hasta la victoria, y es lo que está dispuesto a hacer por su amigo Maitland. Estará ahí hasta el final por muy duras y absurdas que se pongan las pruebas.
  • Alec Pelley es un hombre pragmático. Él no entiende de amigos ni de enemigos sino de pruebas y verdad. Aun cuando la familia de Maitland no quiere saber nada del inspector Anderson, Pelley sabe que en él puede hallar a alguien que busca lo mismo, esa verdad. Y eso los pone a todos en el mismo bando.
  • Yune Sabro: este agente de policía de orígenes mexicanos es un hombre leal a su superior, divertido, valiente. Y, lo que puede resultar más importante, tiene conocimientos sobre mitos y leyendas de su país que quizás acaben salvándoles la vida.

En resumen: El visitante

El visitante es una novela diferente a los clásicos de Stephen King y más parecida a sus últimas obras (si exceptuamos Bellas durmientes). Es una novela “casi” realista, muy centrada durante gran parte del desarrollo en la investigación y el conflicto interno de los personajes, algo que King relata como nadie. El componente sobrenatural (no desvelo nada si confirmo que lo hay, vamos a ver, esto es Stephen King) tarda en aparecer, pero cuando lo hace es de una suavidad admirable, nada de grandes impactos ni fuegos artificiales, una idea que resulta tan difícil de creer, para los protagonistas aún más que para el lector, como aterradora.

Me veo en la obligación de añadir algo que he leído en muchos comentarios sobre la novela. Los busqué después de leerla, como hago de vez en cuando para contrastar opiniones, y encontré que había lectores que pensaban que era lenta, que se les había hecho pesada, sobre todo al comienzo. No estoy de acuerdo. Es verdad que no va a todo trapo, pero creo que lleva un ritmo impecable, acelerándose en determinados momentos y calmándose en otros, el ritmo de una investigación real y el necesario para que te tomes el tiempo de analizar lo que está ocurriendo, igual que hacen los personajes. Para mí el ritmo es perfecto, pero como hay mucha gente que opinaba lo contrario, ahí lo dejo.

Por último quiero añadir un detalle, una felicitación efusiva a la editorial Plaza y Janés por la edición en tapa dura de esta novela. No tanto en el tema de maquetación, que también, sin erratas ni graves fallos, sino en la portada. Las cubiertas que realizan para las obras de King son siempre espectaculares, en el diseño y, sobre todo, la elaboración, las texturas y los elementos destacados… Un detalle que se agradece y que no se ve en otras editoriales. Así da gusto.

Recuerda que puedes comprar El visitante en librerías o en Amazon

Un abrazo, y felices lecturas.

Compartir:

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Artículos relacionados