Reseña: El objetivo (Will Robie III), de David Baldacci

Reseña El Objetivo - Will Robie 3 - arantxarufo.com
Compartir:

El objetivo (Will Robie 3), de David Baldacci

Will Robie y su compañera Jessica Reel, convocados por el presidente de los Estados Unidos, deberán emprender una misión de alto riesgo destinada a neutralizar una amenaza global.

Los talentos de ambos como espías son inigualables, pero algunos poderosos desconfían de ellos y harán todo lo posible para que tengan éxito… y no sobrevivan.

Mientras Reel se enfrenta a una crisis personal, un nuevo adversario acosa a la pareja de asesinos: una mujer desconocida, adiestrada durante toda su vida para matar y con su propia lista de objetivos, una lista que incluye a Will Robie y a Jessica Reel.

Lo bueno

  • La villana, sin ninguna duda, es uno de los mejores antagonistas (no-antagonista) que he leído jamás. Tiene su propia vida, un pasado, unos sentimientos e ideas, y toda la gama de grises posible entre el blanco y el negro
  • La emoción de cada una de las tramas por separado
  • La química entre Robie y Reel, cada vez mejor
  • La familia del presidente, salen poco pero tienen su propia personalidad, y es de agradecer

Lo malo

  • El malo malísimo, Earl Fontaine y sus colegas. La maldad porque sí me aburre.
  • La acumulación de tramas independientes.
  • Los saltos por todo el mundo.
  • La facilidad en la resolución de los conflictos.
  • Los superpoderes de los protagonistas. ¡Venga ya!
  • El presidente de Estados Unidos. ¿Puede alguien en ese cargo ser tan pelele?
  • El Deus ex machina del final.

El objetivo (Will Robie 3), demasiadas tramas, demasiada gente, demasiada velocidad y una villana perfecta.

En esta tercera y, por el momento, última entrega de la saga del agente de la CIA Will Robie, volvemos a encontrarnos con los personajes habituales de la misma, Robie, la agente Reel, la joven Julie, la agente del FBI Nicole Vance y algunos de los altos cargos de la agencia y el gobierno a los que ya conocimos en la entrega anterior Máximo Impacto

Y si te parece que es mucha gente, espera a conocer a todos los nuevos y todas las tramas que se mezclan a lo largo de esta novela. Da la sensación de que David Baldacci metió en una sola historia las ideas que había ido juntando para escribir dos o tres. Robie y Reel tienen que enfrentarse a sus superiores, a un grupo neonazi y a todo Corea del norte, al gobierno y a sus propios problemas personales; deben viajar a Alabama, a Paris, a Washington, a Nantucket y, por supuesto a Corea.

Y es curioso, porque para desarrollar tanta trama y tanto viaje, el inicio de la novela me resultó bastante aburrido, mucho menos intrigante que en ocasiones anteriores. Hasta el punto de que lo estaba leyendo sin ganas. Pero, ah, se me había olvidado, David Baldacci es muy bueno en lo suyo. Le di la oportunidad de seguir adelante y no me decepcionó, sobre todo cuando entró en el juego la asesina norcoreana Chung-Cha. Menuda villana. No se puede decir que sea la antagonista de la historia, pues durante todo el desarrollo sigue su propia trama y ni siquiera sabe de la existencia de Robie y Reel, pero esa trama y la vida presente y pasada de esa mujer te atrapan como pocos personajes logran hacer, y menos si hablamos de «villanos»

Chung-Cha pasó toda su infancia en un campo de prisioneros de Corea del norte, y Baldacci no se ha cortado un pelo a la hora de describir los horrores que allí se producen. Cada escena y cada recuerdo de este personaje me ponía los pelos de punta. Si lo que cuenta el autor es real (y no tengo por qué pensar que no es así) no me puedo imaginar nada peor que eso.

Volviendo a la historia, esta (cada una de las subtramas) peca de una falta de realismo crónica que obliga a pasar las páginas con una ceja arqueada en un gesto de incredulidad. Vale que Robie y Reel ya han demostrado ser los mejores en lo suyo, pero la habilidad y la facilidad con la que se libran de cada amenaza en esta novela resulta muy poco creíble, y poco interesante, también, pues todo sale demasiado bien y demasiado fácil. Y no hablo necesariamente del final, ojo, que no tiene nada que ver con todo lo anterior. Aunque de eso, por supuesto, no voy a hablarte.

El autor: David Baldacci

 

David Baldacci es un novelista estadounidense nacido en Virginia en 1960.

Licenciado en ciencias políticas y derecho, trabajó como abogado durante nueve años antes de abandonarlo para dedicarse por completo a la escritura.

Ha publicado una treintena de libros, traducidos a más de cuarenta idiomas y con más de 100 millones de ejemplares vendidos.

La trama

Como he comentado, uno de los elementos característicos de esta novela y, en mi opinión, uno de sus principales errores es la acumulación de tramas independientes entre sí y por las que los protagonistas van saltando sin ton ni son.

  • En una prisión de Alabama, un anciano preso y enfermo terminal de cáncer espera la muerte en la enfermería después de que su situación lo exima de la inyección letal. Sin embargo, este antiguo neonazi, maltratador, violador y asesino tiene todavía ganas de joderle la vida a alguien, y aprovechándose de la compasión que despierta su enfermedad, suplica a la doctora de la cárcel que le ayude a localizar a su hija, a la que no ve desde hace años.
  • En Washington, Will Robie y Jessica Reel continúan en la CIA, pero tras la traición de la que fueron falsamente acusados en la novela anterior, deben probar su lealtad a la agencia.  Para ello, deberán pasar una serie de pruebas dignas de un superhéroe de Marvel en la central de entrenamiento de la CIA.
  • Si consiguen pasar esta prueba, el director de la CIA, Evan Tucker, con el que ya tuvieron serios problemas en la novela anterior, les tiene asignada una misión que puede provocar una catástrofe mundial de alcance no solo político. Un gran objetivo debe ser eliminado, y si lo logran, nadie asegura que Robie y Reel puedan escapar con vida.
  • En Corea del norte, un diplomático británico ha sido acusado de traición. No es una acusación pequeña en este país, y una letal asesina del gobierno es enviada en su búsqueda para acabar con él. Su muerte provocará una reacción en cadena que trastocará los planes en todas las tramas anteriores.

Lo que sí quiero aclarar es que si Máximo impacto podía leerse de manera independiente a su predecesora,  Los inocentes, con El objetivo no ocurre lo mismo. Es necesario haberse leído al menos la segunda entrega de la saga para entender toda la complejidad de esta, quién es quién y por qué parten de donde parten.

Los personajes

  • Will Robie: Por mucho que nos sorprenda, Robie comienza esta historia tranquilo y en paz. Las cosas salieron bien en su última misión y, tras tensar la cuerda hasta el extremo, ahora se encuentra en un momento pacífico de su vida. Sin embargo, algo ha cambiado, sabe que en los altos mandos de la agencia no van a perdonar lo que toman por una traición, y sabe que es posible que ya no jueguen en el mismo equipo. Sin embargo, la agencia es todo lo que conoce y se enfrenta a ella con una resignación calmada que difiere mucho del furioso Robie de entregas anteriores.
  • Jessica Reel: Ella sí está furiosa. La traición fue suya y estuvo a punto de llevarse por delante a su compañero. Sabe, igual que él, que en la agencia van a por ellos y está dispuesta a luchar lo que haga falta y a demostrar que no baila al son de nadie.
  • Yie Chung-Cha:Personaje del año desde ya. Yie Chung-Cha es hija de unos opositores encerrados en un campo de prisioneros de Corea del norte. Como dictan las normas del país, el que es considerado culpable cumple la sentencia, y su familia, también; de modo que Chung-Cha pasó la mitad de su infancia en ese campo, sufriendo las torturas, humillaciones y salvajadas de manos de los guardias y también del resto de presos, aleccionados para actuar unos contra los otros y no volverse así contra sus captores. Sin embargo, Chung-Cha era fuerte y lista y decidida y no tenía nada que perder, y pronto demostró a sus captores que sus habilidades y falta de escrúpulos podían ser de utilidad para el gobierno. Por eso, ahora, Chung-Cha trabaja para el gran líder, es una asesina letal y eficiente que se ha ganado el respeto de sus superiores, por muy frágil que esto sea en un estado dispuesto a acabar contigo por una simple mirada.

En resumen: El objetivo

Esta novela se llama El objetivo cuando debería haberse llamado Los objetivos. A cada página tenemos uno diferente, y los protagonistas van saltando de uno a otro como quien cambia de pasillo en el súper. Como si nada, vamos.

Eso sí, cada uno de esos objetivos, cada una de esas tramas, resulta tremendamente interesante y entretenida.

Además, siempre es un placer volver a encontrarnos con personajes de entregas anteriores, aunque se me ha hecho corta la aparición de la agente Vance, y mucho más la de Julie, cuya presencia resulta tan cliché y previsible que podían habérsela saltado.

En resumen, es un thriller tan entretenido como los anteriores o más aún, y que cuenta con una de las villanas mejor dibujadas que te vas a encontrar.

Recuerda que puedes comprar El objetivo en librerías o en Amazon

Un abrazo, y felices lecturas.

Compartir:

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Artículos relacionados