Querido diario: primavera. 9 posts y 12 novelas para todos los gustos

Querido diario: leer y escribir en primavera - arantxarufo.com
Compartir:

¡Adiós a la primavera! Siempre me resulta extraño el cambio de estaciones, pues los que vivimos en Canarias pasamos de puntillas por varias de ellas sin enterarnos. En tres días pasamos del invierno al verano, y la primavera es una leyenda urbana, igual que el otoño. Y si eres de Burgos, lo que yo llamo invierno te resultará insultante. Lo acepto.

Pero ya es verano, oficialmente, y toca repasar como cada trimestre los trabajos y publicaciones del blog durante la última estación, por si te has perdido algo. Estos tres meses han estado moviditos, te lo advierto.

¿Quieres verlo?

Mis libros

En el punto de mira y Zed está muerto han salido de excursión en las últimas semanas, la primavera es la época de las Ferias del libro, y pocas cosas hay mejores en el mundo que encontrarte cara a cara con esos lectores que se acercan a saludar, a decirte que tu libro les ha gustado o a mostrar la cara que sueles ver en las redes sociales. ¡Hola a todos!

Por su parte, como de costumbre, ambos siguen acumulando buenos comentarios y muchas estrellas en Amazon y en Goodreads, y eso, una vez más, me obliga a daros las gracias. Un simple comentario, una valoración en internet es la mejor manera de ayudar a un autor, así que, si has leído una de mis novelas y no la has valorado, por favor, no olvides hacerlo.

Comentarios de Zed está muerto: Amazon. Goodreads

Comentarios de En el punto de mira: Amazon. Goodreads.

Y si te quedas con las ganas o te pica la curiosidad, recuerda que  aquí puedes leer los primeros capítulos de Zed está muerto.

Y aquí los de En el punto de mira:

En el punto de mira - Primeros capítulos

El blog en primavera

Vale, no todo son mis libros, que  ya parezco Umbral. El blog sigue con sus publicaciones semanales y esto es todo lo que has podido recibir estos meses:

  • A raíz de mi participación en la Feria del libro de Candelaria, me hicieron una entrevista en la radio municipal, que puedes escuchar aquí
  • Y como primera divagación de la temporada, tuve un arrebato de rabia hacia la gente que se cree con derecho a juzgar las lecturas de los demás, sobre todo en lo que a la literatura juvenil se refiere. ¿Por qué tienen que leer los jóvenes lo que tú quieras? Aquí tienes mi desahogo rabioso.
  • Primera reseña de la temporada, Te echo de menos, un thriller de Harlan Coben. Una novela llena de casualidades en la que la protagonista no ha sido capaz de pasar página tras una relación rota hace veinte años, y que se ve metida en un follón de secuestros y terribles asesinatos por culpa de ese amor perdido. Mi reseña, aquí.
  • El blog A Librería me realizó una entrevista que me hizo especial ilusión, pues fue a manos de una de mis primeras lectoras y una mujer a la que agradezco mucho y le guardo mucho cariño. Lo cual no convirtió la entrevista en un peloteo, ¿eh? La puedes leer aquí.
  • La divagación polémica del mes vino de mano de este artículo en el que quise analizar los 5 motivos por los que cierran las librerías (y quizá no sea culpa tuya). Recibí una gran cantidad de opiniones de lectores y compradores de libros que coincidían conmigo punto por punto. Y algunas respuestas de libreros que no estaban de acuerdo en absoluto. ¿Qué opinas tú? Léelo aquí.
  • El segundo thriller a reseñar de la temporada me llevó a uno de mis autores favoritos del género, David Baldacci y su saga sobre el agente de la CIA Will Robbie. La novela fue El objetivo, la tercera entrega de dicha saga. Esta novela adolecía de una cantidad ingente de tramas entremezcladas, pero lo compensaba con una de las mejores villanas que he conocido. Deberías descubrirla aquí.
  • ¿Qué define una novela criminal? Si lo pensamos, seguro que se nos ocurren un montón de elementos que no pueden faltar en ella. En el post 10 frases que definen toda novela criminal escogí 10 citas extraídas de famosas novelas del género y las utilicé para explicar otros tantos elementos indispensables. ¿Se me habrá olvidado alguno? Léelos aquí.
  • Murakami es uno de esos autores a los que regreso cada poco tiempo quiera o no quiera. Su manera de escribir es única, mágica e indescriptible. Yo intenté describirla en mi reseña sobre su novela 1q84 (Libro 3), la culminación de la historia sobre la asesina Aomame, el profesor Tengo, y su extraños mundos paralelos. Aquí puedes leerla.
  • Tan pronto tu novela te parece una maravilla como crees que es un horror. Es la vida del escritor, ese miedo constante y una inseguridad que te acompaña a cada palabra que escribes. Te hablé de ello en el post El miedo del escritor. Vivir en una montaña rusa.

Mis lecturas de primavera

  • Satori, de Don Winslow. Unos meses atrás leí Shibumi, de Trevanian, y, por supuesto, la precuela (o lo que sea) de Don Winslow tenía que caer. Se nota la diferencia en la pluma, y Winslow le ha dado más profundidad al personaje principal y le ha quitado parte, solo parte, de ese aroma a fantasía sexual de adolescente escritor. Una novela estructurada en cuatro partes que servirían como obras independientes, pero que saturan al leerlas juntas.
  • Tiempo extraño, de Joe Hill. Si sueles leerme, sabes que tengo un problema personal con los relatos cortos. Pues bien, Tiempo extraño lo solventó. De los mejores relatos que he leído nunca. ¿Será que no son tan cortos? Aquí tienes mi comentario.
  • El último pasajero, de Manel  Loureiro. Le tenía muchas ganas a este autor, pues había oído hablar muy bien de él, pero aún no lo había catado. Y oye, me gustó mucho. Y eso que me dicen que ‘El último pasajero’ no es de lo mejor que tiene, y es cierto que adolece de algunos defectos, pero como impresión general, me gustó mucho. Aquí puedes leer mi comentario
  • Te echo de menos, de Harlan Coben. Uno de esos thrillers que enganchan y no puedes dejar de leer pese a que los personajes dejan mucho que desear.
  • Vathek y sus tres episodios, de William Beckford. No ha sido para mí. En absoluto. No me gustó ninguno de los personajes ni la historia ni el estilo… Estuve tentada de dejarla media docena de veces, y si no lo hice fue porque reflejaba toda una mitología musulmana que jamás había conocido y que me llamaba la atención. Se considera una obra maestra de las novelas góticas de terror, pero yo no pude con ella.
  • El objetivo (Will Robie 03), de David Baldacci. Este thriller me costó al principio, pues tiene un planteamiento de inicio que no te atrapa demasiado, pero en cuanto cogí carrerilla ya no pude soltarlo. Y ofrece a uno de los mejores «villanos» que he leído.
  • El árbol del relámpago, de Patrick Rothfuss. Este relato corto ahonda en el mundo de la Crónica del Asesino de Reyes, y más concretamente en la figura de Bast, el amigo fae de Kvothe. ¿A qué dedica sus horas libres mientras este se ocupa de la posada? Un relato delicioso, como todo lo de Rothfuss, aunque demasiado corto y que no sirve para quitarnos las ansias por ese final de trilogía que nunca llega.
  • 1Q84 (libro 3), de Haruki Murakami. El final de esta saga del escritor japonés se aleja un poco (no demasiado) del surrealismo de las dos primeras entregas y se basa en la reacción de la secta Vanguardia a los acontecimientos pasados. Están empeñados en encontrar a la asesina de su líder, y para ello contratan a un estrafalario investigador que, por el camino, irá desentrañando los hilos que unen a Aomame con Tengo y Eriko Fukada. La maravillosa prosa de Murakami regresa para moverse entre dos universos de fantasía y realidad.
  • 11,4 sueños luz, de Nicholas Avedon. Llevaba tiempo queriendo acercarme a la obra de este escritor de ciencia ficción, y lo cierto es que esta primera vez, si bien no ha sido perfecta, sí me ha gustado más de lo que esperaba. En esta novela de huidas en busca de una nueva oportunidad encontramos viejos clichés del género, pero también un enfoque de los personajes y las situaciones muy bien trabajado. Puedes leer mi opinión en Goodreads.
  • El amante de Lady Chatterley, de D.H. Lawrence. No me sorprende que esta novela estuviera prohibida durante muchos años tras su publicación, resulta explícita tanto en los actos que describe como en el lenguaje que emplea y, aun así, no me ha parecido una novela erótica ni mucho menos romántica. Me ha parecido una novela triste, muy triste. Aquí tienes la reseña en Goodreads
  • Las aguas de la eterna juventud, de Donna Leon. Me arrancaba por primera vez con una de las novelas protagonizadas por el comisario Brunetti entre las callejuelas de Venecia, y me han gustado mucho algunas cosas y me han gustado poco algunas otras. ¿El protagonista y la historia? Muy bien. ¿Los secundarios y el final? Muy mal. Aquí está el comentario en Goodreads.
  • El beso de Tosca, de Vicente Garrido y Nieves Abarca. Prometo reseña de esta novela, porque hay mucho que decir sobre ella. En principio, la historia está muy bien, un thriller que mezcla varias tramas y toca todos los palos, el terrorismo internacional, la trata de blancas, el amaño de combates de boxeo, la prostitución… Los bajos fondos de Barcelona en todo su esplendor con un único problema, los autores (no los personajes, que también, los autores) necesitan urgentemente echar un polvo. Ya te lo explicaré.

Y esto es todo, amigos. Todas mis lecturas, comentarios, publicaciones y reseñas… ¿Qué has hecho tú estos meses? ¿Me lo cuentas? ¿Cuál ha sido tu lectura favorita? ¿En qué opinión no estás de acuerdo?

Felices lecturas, y hasta pronto

Compartir:

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Artículos relacionados