Reseña: El beso de Tosca, Vicente Garrido y Nieves Abarca

Reseña El beso de Tosca - arantxarufo.com
Compartir:

El beso de Tosca

Encerrados en un hotel de Paseo de Gracia, tres individuos planean un acto que conmocionará a la ciudad y al país entero, pero son solo sombras en una ciudad que tiene su propia pesadilla: un sangriento asesino en serie que tiene en vilo a la policía. Mientras, un cantante de ópera se enfrenta al asesinato de su mejor amigo y al difícil reto de triunfar por primera vez en el Gran Teatro del Liceu…

El lector sentirá el gozo culpable de verse atrapado en las diferentes tramas del mundo de la ópera, los entresijos del boxeo, la trata de blancas y la corrupción del poder, que se entrelazan en cada capítulo hasta el clímax de las últimas páginas. Y, por si fuera poco, una amenaza desconocida por todos camina implacable hacia el terrible final.

Lo bueno

  • El modo en que se entrelazan todas las historias
  • Los entresijos de la ópera, del boxeo… la documentación

Lo malo

  • Sexo, sexo, qué buena está aquella y la otra, y las tetas de la de más allá. Sexo, más sexo…
  • El malo sin chicha ni limoná
  • El recorrido por Barcelona
  • Las referencias culturales y musicales
  • El homenaje a la ópera

El beso de Tosca, el thriller que podría ser una novela erótica

Antes de empezar con la reseña de El beso de Tosca, quiero decirle algo a los autores: echen un polvo. Que nadie me entienda mal, es una broma y no quiero faltar al respeto a estos escritores de amplia y respetable carrera, pero las constantes, constantes, constantes alusiones sexuales que plagan esta novela me han fastidiado la mitad de la lectura.

Porque la historia es muy buena, han logrado entrelazar cuatro tramas que giran alrededor de los mismos personajes, cada una con sus propios buenos y malos, intereses y conflictos, cada una con su propia razón de ser. Y, aun así, han logrado que no te pierdas en los saltos entre unas y otras, y que todas resulten atractivas.

Pero, sexo, sexo, sexo. Cada vez que aparece un personaje femenino, venían tres párrafos describiendo lo buena que estaba (porque todas están buenísimas, todas), describiendo, el pelo y los ojos libidinosos y lo bien que quedarían sus labios en todos sabemos donde y las curvas y los pechos que asoman por el escote y la falda que se le pega al culo y… ¡Por favor! Es tan exagerado que, en una escena, el protagonista se reúne con su madre y yo estaba nerviosa esperando la misma actitud. En serio. No. No hay un solo personaje en toda la novela que no se pase el día pensando en sexo y mirando con lujuria a todo el que se cruza con él. Que no es que me vaya a asustar por una escena de sexo explícito (aunque jamás imaginé que leería un bukake en un thriller), y tampoco es que haya tantas a lo largo de la historia, pero las continuas referencias al deseo sexual de los personajes cada dos párrafos es pasarse. De verdad. Echen un polvo.

Los autores: Vicente Garrido y Nieves Abarca

Echad un polvito, mis niños, que lo necesitáis

Vicente Garrido, nacido en Valencia en 1958. Además de escritor, es doctor en Psicología y Graduado en Criminología, y una autoridad internacional en criminología violenta. Ha trabajado como consultor para las Naciones Unidas, la Policía y la Administración de Justicia, y ha publicado diferentes obras especializadas en el tema, además de novelas del género.

Nieves Abarca, nacida en A Coruña en 1968. Es colaboradora habitual de varios medios de comunicación y autora de novelas tanto en colaboración con Vicente Garrido como en solitario.

La trama

Marc Roselló es un joven cantante de ópera de brillante futuro al que le gusta una fiesta más que comer. Junto a un amigo,  se meten una noche en una timba privada de póker y todo sale mal. En medio del juego, una joven rusa medio desnuda aparece huyendo de unos matones a sueldo del dueño de la casa, Berto Areces. Marc y su amigo no pueden permitir que se la lleven, pues la cosa pinta fea, de modo que la rescatan y huyen al piso de Marc en Barcelona. La joven les cuenta que la tenían retenida en la casa y la obligaban a trabajar como prostituta. Y cuando el amigo de Marc desaparece misteriosamente, ambos saben que Areces no va a dejar las cosas como están, y que tendrán que recurrir a todos sus contactos para averiguar qué ha sido de él.

Berto Areces es el líder de esa mafia de prostitución, y no solo se dedica a ello, trata de blancas, extorsión, juego, corrupción, venta de armas… Un niño de familia rica que desea ampliar su poder a base de comprar a todo el mundo, autoridades, pollicía… Parece estar metido en todos los negocios sucios de la ciudad, y a su derecha, Vera Nanashi, una mujer asiática, bella y misteriosa, fría y, al mismo tiempo, apasionada.

Uno de esos negocios en los que se mueve Areces como un tiburón es el amaño de apuestas en el boxeo. Didiac Zarco es una nueva estrella en el mundillo, y Areces ve en él su nueva fuente de ingresos. La pregunta es si Didiac y el resto de boxeadores estarán dispuestos a aceptar sus condiciones.

Los personajes

  • Marc Roselló: Vanidoso, caprichoso, infantil, mujeriego, jugador, borracho… Intentan venderlo como un hombre encantador, pero yo no he podido con él. Su actitud hacia las mujeres me da ganas de vomitar, y que quieran convertirlo en un sex simbol me ha alejado aún más del personaje. Por otra parte, si quitamos esos detalles, es inseguro, lleno de dudas sobre sí mismo, y eso lo hace algo más humano. Para compensar.
  • Vera Nanashi: Una mujer fría, manipuladura e inteligente. O eso dicen, pues sus únicas armas son tirarse a todo lo que se mueve. Menuda inteligencia. La mano derecha de Berto Areces, eso sí, esconde mucho más de lo que muestra.
  • Berto Areces: El malo malísimo es hijo de un poderoso empresario catalán, y su única ambición en la vida ha sido superar a su padre y demostrar su valor. Para ello no duda en recurrir a cualquier negocio sucio que pueda proporcionarle dinero y poder, y así se ha ganado el temor de todos los que lo conocen. Porque sí, le temen, pero lo tratan como al pito del sereno. Cada uno de sus empleados y adláteres hace lo que le da la gana, y Areces no se entera ni de la mitad. Como villano se me ha quedado muy corto.
  • Rusty: Uno de los personajes mejor trazados, en mi opinión. Este matón a sueldo de Areces no es una persona inteligente, es un hombre sin demasiado cerebro pero con mucha rabia acumulada. La fuerza bruta de la organización, sus propios compañeros le temen pues es imprevisible y salvaje. Por eso es la persona perfecta para buscar a la rusa desaparecida. ¿O no?
  • Dídiac Zarco: El mejor para el final, este joven boxeador que aspira a poder sacar a su madre de la misera es el personaje mejor retratado. Noble y a la vez decidido, frío y a la vez emocional, boxeador y a la vez, poeta.

En resumen: El beso de Tosca

Por mucho que me fastidie, ya habrás imaginado que El beso de Tosca no ha terminado de engancharme pese a que algunos personajes son realmente buenos. Las tramas que entrelaza son buenas, pero irregulares, la trata de blancas y el amaño de peleas de boxeo no están mal; la historia de Marc, la de Vera, el contable de Areces, el terrorismo… estas se pierden sin que lograra encontrarles demasiado interés. Creo que hay demasiados altibajos tanto en las historias como en el ritmo y, en mi opinión, esas constantes, constantes, constantes alusiones sexuales me aburrieron sobremanera. Todo el mundo es tan guapo y todo el mundo se desea tanto y se ponen tan calientes unos a otros… Por Dios.

Eso sí, comentario muy tonto, me ha encantado la portada.

¿Has leído esta novela? ¿Eres fan de los autores y la saga anterior que escribieron? ¿Me la recomiendas? Yo la tenía apuntada, pero después de esto, ya no estoy tan segura.

Recuerda que puedes comprar El beso de Tosca en librerías o en Amazon

Un abrazo, y felices lecturas.

Compartir:

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Artículos relacionados