Reseña: Loba negra, de Juan Gómez-Jurado

Reseña Loba Negra - Juan Gómez-Jurado - arantxarufo.com
Compartir:

Loba negra, de Juan Gómez-Jurado

No has conocido a nadie como ella…

Antonia Scott es especial. Muy especial. No es policía ni criminalista. Nunca ha empuñado un arma ni llevado una placa, y, sin embargo, ha resuelto decenas de crímenes. Pero hace un tiempo que Antonia no sale de su ático de Lavapiés. Las cosas que ha perdido le importan mucho más que las que esperan ahí fuera. Tampoco recibe visitas. Por eso no le gusta nada, nada, cuando escucha unos pasos desconocidos subiendo las escaleras hasta el último piso. Sea quien sea, Antonia está segura de que viene a buscarla. Y eso le gusta aún menos.

Lo bueno

  • El estilo literario, mejorando por momentos
  • La relación entre Antonia y Jon
  • Jon, a secas
  • ESA aparición estelar
  • El final. Por Dios, qué final…

Lo malo

  • Nada, por más que lo busque
  • Las citas cinematográficas, musicales… (frikis, en general)
  • Tan lista que dicen que es la Antonia, y a veces tiene cosas que…

Loba Negra, mejorando lo inmejorable

Ya reseñé en su momento la anterior novela de Juan Gómez-Jurado, Reina Roja, y la definí como una maravilla. Me he hartado de recomendársela a todo el mundo como un ejemplo de lo mejorcito del panorama literario criminal actual. ¿Y qué digo yo ahora, cuando Loba Negra es igual de buena, o mejor?

Gómez-Jurado no se ha resignado a copiar la primera entrega de esta saga para obtener el mismo éxito, no, le da a la historia una vuelta de tuerca, deja de lado la historia original (de lado, que no olvidada) y enfrenta a los protagonistas con los malos malísimos por excelencia de nuestros tiempos. ¿Te gustan los mafiosos rusos? Pues toma dos tazas. O tres. Villanos muy bien dibujados, con sus aristas y sus motivaciones; y, por supuesto, Antonia y Jon, cuya relación ha evolucionado hasta una mayor confianza, reflejada en unos diálogos que me arrancaron más de una carcajada y varios gestos de asentimiento cada vez que Jon trata por las malas de comprender los rincones más fríos de su compañera.

Qué más puedo decir, hacía tiempo que no me encontraba con una de esas novelas de uncapítulomássolounoloprometo. Spoiler: nunca es solo uno. Id preparándoos para vivir contra el reloj mientras os dure esta lectura.

El autor: Juan Gómez-Jurado

Reseña Loba Negra - Juan Gómez-Jurado - arantxarufo.com

 

Este tío con afición a poner caras raras en las fotos, y que cada vez me cae peor, porque escribir tan rápido y tan bien debería estar penado por ley,  nació en Madrid en 1977, colabora con diferentes medios de comunicación y ha escrito 8 novelas (incluída una infantil), de las cuales he reseñado dos que no deberíais perderos: El emblema del traidor y Reina Roja.

La trama

Lola Montero es la mujer de un soldado de la mafia rusa, así, a secas. Con su marido trabajando para uno de los líderes de la Bratva en Andalucía, todo parece ir bien hasta que recibe un mensaje de su amorcito: «Vienen a por mí. Huye». Nunca es tarde, porque cuando ese mensaje llega, ella ya ha echado a correr. En efecto, la persiguen. ¿Quién? ¿Por qué? ¿Qué ha podido salir mal? Hace años que se acostumbró a tener la vida dominada a golpe de talonario y va a descubrir lo que cuesta valerse ahí fuera por sí misma.

Además de los asesinos, alguien más ha recibido el encargo de localizarla, la extraña pareja formada por Antonia Scott y Jon Gutiérrez es enviada a la zona para darle caza. No tienen muy claro por qué, al fin y al cabo, ellos forman parte de una unidad de élite que no debería preocuparse por minucias como esa, pero quizá les sirva para seguir adelante después de su anterior misión.

Ambos se han enfrentado a lo que ocurrió de manera diferente, Jon es más pragmático y realista, a Antonia le cuesta pasar página en cualquier aspecto de su vida, y aquellos acontecimientos todavía la atormentan. Demasiados truenos en esa cabecita tan fuerte y, a la vez, tan frágil.

Los personajes

  • Antonia Scott: Cada vez más humana, me ha parecido. Ese cerebro que podría considerarse un superpoder le pasa factura, tanto física como psicológicamente. Menos mal que para eso tiene a..
  • Jon Gutiérrez: Lo adoro. Lo sigo adorando. Lo dije en la reseña de Reina Roja y lo repito ahora. Adoro a Jon Gutierrez, el policía, vasco, gay y grandote (que no gordo). Me encanta el modo en que ha evolucionado su relación con Antonia, el nivel de amistad y confianza que han alcanzado, y como le «planta el machango» (en penínsular: «echar la bronca») cuando hace falta. Personaje masculino del año en mi Reto de lecturas 2019 por duplicado, eso no se había visto nunca.
  • Lola Montero: Qué buen personaje, similar a la Carla Ortiz de la primera entrega, pero al revés. Aunque ambas parten de un mismo punto, mujeres acostumbradas a tenerlo todo, la evolución que siguen es contraria, y ambas soberbias. Porque perderlo todo y sentir el aliento de la muerte en la nuca es suficiente para bajar a cualquiera de su pedestal.
  • Orlov: Un apunte para el líder de la Bratva en Andalucía. Si el padre de Carla Ortiz me pareció magistral, este le sigue de cerca como personaje secundario. Es un malo malísimo sin escala de grises, un jefe de la mafia rusa al que apodan «la fiera» no está para sutilezas, pero me ha encantado la manera en que Gómez-Jurado refleja su frialdad y su pragmatismo.

En resumen: Loba Negra

Hago aquí un apunte muy personal. Juan Gómez-Jurado es un friki, como yo misma, y ambos compartimos un millón de referencias cinéfilas, seriéfilas, literarias y musicales (no tanto). Tanto Reina Roja como Loba Negra están plagadas de citas y diálogos extraídos a cuchillo de diversas fuentes: Los Vengadores, Cadena Perpetua,  Tintín, Alaska, Sabina (que no me gusta como músico pero sí como letrista, de modo que las pillo al vuelo), etc. Esto me ha provocado dos sensaciones opuestas. Por un lado, me encanta, es casi como un guiño personal entre colegas, como esos momentos en los que mis amigos y yo estamos hablando y uno suelta cualquier frikiada que sabe que los demás van a entender. Por otro lado, me saca completamente de la historia, me acerca al escritor a costa de alejarme de los personajes. Y una o dos veces está bien, pero Gómez-Jurado recurre a este truco muy a menudo, y habría preferido que lo limitara un poco. Supongo que será culpa mía. Por friki.

Aparte de eso, no dejes de leer Loba Negra. Lee Reina Roja primero, si no lo has hecho aún, y luego continúa con la loba. Y luego prepárate para morderte las uñas.

Recuerda que puedes comprar Loba Negra en librerías o en Amazon

Un abrazo, y felices lecturas.

Compartir:

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Artículos relacionados