¿Y a ti, por qué te gusta tanto leer?

leer- Por qué me gusta leer - arantxarufo.com
Compartir:

Si te soy sincera, no recuerdo cuándo empecé a leer. ¿Acaso es posible recordarlo? No recuerdo a mi madre contándome cuentos de pequeña cuando me iba a la cama, aunque quizá lo hiciera, y no recuerdo el primer libro que alguien me regaló, con sus dibujos y sus letras de colores. Lo que sí recuerdo son los libros en mi casa, siempre, en las estanterías, en las manos de mi madre y en mi habitación. Siempre. Recuerdo libros de adaptaciones infantiles de los cuentos clásicos cuando yo aún era demasiado pequeña hasta para los hermanos Grimm y recuerdo un ejemplar de Un cuento para cada día con 365 pequeñas historias que leí tantas veces que me aprendí de memoria mis favoritas.

un cuento para cada día - Por qué me gusta leer - arantxarufo.com
Este, concretamente

No fue la mía una infancia de cómics. Sí tenía uno, del pato Donald (era yo muy pequeña aún), y luego llegó Tintín, que aún ronda por casa, desgastado de tantos años de manoseo recurrente, pero guardado como oro en paño.

Por qué me gusta tanto leer - arantxarufo.com
Tintinófila forever

Luego llegaron las novelas de aventuras, Verne, El pequeño capitán y, por supuesto, Los Cinco. Gracias, Enid Blyton, dondequiera que estés, y que le den dos duros a los que quieran tacharte de machista o lo que les salga de las narices. Sobreviví a mi infancia gracias a ti.

Creo que ya lo he comentado en alguna ocasión, yo nunca fui una niña sociable, era tímida y callada y muchas cosas más y ninguna buena, así que ese grupo de cinco niños fueron mi refugio durante demasiados años. Cuando la gente habla de sus vacaciones infantiles en el pueblo, yo pienso en mis vacaciones infantiles en Kirrin. Aún podría recorrerlo con los ojos cerrados.

Los cinco - - Por qué me gusta leer - arantxarufo.com
¿Tú crees que los leí alguna vez?

Poco después empezaron a llegar las novelas infantiles y juveniles. El barco de vapor. ¡Dios mío! Qué maravilla de historias. Despertaron las ansias de aventuras, de fantasía, los primeros misterios… En esa época, preadolescente, descubrí a Jordi Sierra i Fabra, Fernando Lalana y otros tantos autores que me prepararon, quizá demasiado pronto, para las novelas «serias». Entiéndase por serias, novelas para público adulto. Supongo que no estaba madura aún para ellas, pero a ver quién me decía que no me leyera el catálogo entero del Círculo de lectores.  Y luego más y más y más y más…

Ray Loriga, que me enseñó que no estaba mal ser raro. Gracias.

leer- Por qué me gusta leer - arantxarufo.com

Leía en casa, por la tarde, después de hacer la tarea, leía en el patio del colegio, medio escondida en cualquier escalera de poco tránsito, leía encerrada en mi cuarto los fines de semana y también durante todas las vacaciones. Esa fue mi vida.

¿Que por qué me gusta tanto leer?

Porque quizá, sin esa lectura, sin la compañía y aventuras que me proporcionó, no habría habido vida.

Porque hoy sigue estando ahí y ya no es un refugio, no solo un refugio, sino parte de mí.

Por otro lado, hay gente a la que no le gusta leer.

Me parece bien.

Lo digo en serio. En ocasiones tengo la sensación de que los lectores miramos a los demás por encima del hombro, como si el hecho de no leer te convirtiera en un ser inferior, un borrico, un ignorante. Pues no. Lo digo en serio, no es así.

El verbo leer, como el verbo soñar o el verbo amar, no admite imperativo. Jorge Luis Borges

Jamás juzgaré a una persona a la que no le guste leer, ni insistiré para que lo haga. No soy quién para exigir nada de nadie y no creo que la lectura se pueda disfrutar a disgusto. Todo lo contrario. Jamás pediré que lea a alguien que no quiera hacerlo. Pero siempre me preguntaré cómo logran sobrevivir sin un libro entre las manos. ¿Cómo te sobrepones al mundo real sin otro mundo al que huir? ¿Cómo comprendes a las personas, el pasado, el presente o el futuro sin haber estado dentro del alma de otros?

¿Cómo respiras cuando sientes que no puedes respirar?

En cualquier caso, estos son solo algunos de los motivos de por qué me gusta tanto leer. Los profundos, los verdaderos, no los puedo explicar. Me gusta leer porque me gusta respirar. ¿Tiene sentido? Los lectores se lo encontrarán, los no lectores, no. Los no lectores piensan que se puede vivir perfectamente sin leer y que, de hecho, sentarte dos horas en silencio con un libro en las manos es una tortura. Bendita tortura.

leer- Por qué me gusta leer - arantxarufo.com
¿Qué mayor lujo hay en el mundo que un sofá, un libro y una taza de café?

Seguro que alguien de tu familia te ha mirado alguna vez, cuando estabas en el sofá con una historia entre las manos y te ha hecho esa pregunta. Es tu momento para contestarla. ¿A ti, por qué te gusta leer?

Hasta la semana que viene, lectores.

Compartir:

Comentarios (4)

Mi gusto por la lectura va conmigo, es parte de lo que soy. No concibo una vida sin libros.

Ya somos dos, Mª Carmen. Yo tampoco sería capaz de imaginar vivir sin ellos.
Un abrazo

En mi caso es por mi familia que adoro tanto leer. Mi tío me hizo mi primer regalo cuando tenía un mes de vida y era un libro de cuentos para que me lo leyeran mis padres por las noches. Y los recuerdos de mi infancia son sobre todo en la cama de mis padres escuchándoles contarme otra vez el mismo cuento del libro de cuentos infantiles que tenía. El que recuerdo especialmente es el de ricitos de oro.

Cuando aprendí a leer por mí misma, me metía yo en cama por las noches y me leía en voz alta. El resultado fue que para cuando los niños de mi clase aún estaban aprendiendo a juntar las sílabas, yo ya leía casi de carrerilla. Y bueno, siempre he sido una gran lectora. Así que la verdad es que nunca me han hecho la pregunta que planteas en el post porque precisamente mi familia lee muchísimo.

Mi hermano por ejemplo no lee, y a él sí que le preguntan que por qué no lee, jajajaj

Creo que tu caso es la respuesta ideal para esa típica pregunta de «Cómo hacer que los niños lean». Si creces con una familia que lee, y te regalan libros desde tan pequeña, tienes muchísimas posibilidades de acabar siendo una ávida lectora, aunque no sea seguro al 100%, como demuestra tu hermano.
Me encanta el concepto de que el que no lee sea el raro jjjjjj
Un abrazo, Erea

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Artículos relacionados