¿Cuál es la diferencia entre novelas de misterio, suspense y thriller?

¿Cuál es la diferencia entre novelas de misterio, suspense y thriller? - arantxa rufo
Compartir:

Si hay algo que se ha popularizado últimamente y que no soporto es esa manía de ponerle etiquetas a todo. En concreto, me refiero a la literatura, claro. Cada novela tiene que encajar en una etiqueta estricta y específica que, como yo digo, nos acabará llevando a la república independiente de mi casa, porque lo que para unos es misterio, para otros es suspense y para todos los expertos en márketing es thriller, que ya hasta la lista de la compra se vende como un thriller. Y trepidante. Que no falte el trepidante.

Hace poco hablamos de las 6 tramas de novela negra más habituales, y todas ellas pueden incluírse dentro de estas tres etiquetas.

Pero ¿sabes cuál es la diferencia entre novelas de misterio, suspense y thriller?

Novelas de misterio:

La novela de misterio es aquella que, como su nombre indica, propone un misterio y presenta al investigador (uno de los elementos claves de la novela negra, ¿recordáis?) que tratará de resolverlo al mismo tiempo que el lector.

La idea es que ambos vayan descubriendo pistas y sospechosos hasta la resolución del caso.

Lo que distingue a las novelas de misterio frente a las de suspense, es que el protagonista, este investigador, no es alguien afectado por el misterio en primera mano, suele ser una tercera persona contratada para resolverlo, como en el caso de un detective privado o un inspector de policía.

Por supuesto, todas las novelas de Sherlock Holmes o Hércules Poirot pertenecen a la categoría de novelas de misterio. Y, si me perdonáis la prepotencia de hablaros de mis obras, la segunda entrega de la saga El fantasma, Sangre en las manos, podría considerarse una novela de misterio, pues partimos de unos asesinatos y varias personas, que no deberían involucrarse en ese asunto, dispuestas por sus propios motivos a averiguar quién es el culpable.

Novelas de suspense:

Las novelas de suspense también plantean un misterio a resolver, pero, en este caso, el protagonista sí es alguien afectado en primera persona y su vida puede depender de que solucione el caso con éxito y a tiempo.

En este tipo de novelas, el lector no tiene por qué acompañar al investigador durante sus pesquisas, de hecho, lo más habitual es que el lector sepa cosas que el protagonista desconoce, en algunos casos, incluso la identidad del asesino o villano, y eso ayuda a generar ese suspense y esa sensación de peligro constante que caracteriza estas novelas.

Un ejemplo de novela de suspense que he leído hace poco es la novela Nos crecen los enanosdel escritor César Pérez Gellida. Una novela que tiene mucho de thriller, pero que plantea un misterio, nos muestra al asesino y hace que nuestra vida dependa de desenmascararlo.

Por seguir barriendo para casa, En el punto de mirala primera entrega de la saga de El fantasma, es una novela de suspense, ya que el lector sabe desde el principio quién es el asesino, no así el policía, que debe descubrirlo y atraparlo y que se ve involucrado en la investigación sin pretenderlo.

Thriller:

Para definir un thriller importa más el continente que el contenido; quiero decir que lo que caracteriza este tipo de novelas no es tanto la historia que cuenta, ya sea misterio o suspense, sino el ritmo al que lo hace.

En el thriller prima la velocidad, corre, corre, descubre al asesino lo antes posible o puede que acabe contigo. Porque la sensación de peligro es la segunda característica indispensable para calificar a una novela como thriller. Y es que, si no hay riesgo para mi vida, ¿pa’ qué voy a correr?

Un ejemplo increíble de thriller es la novela Reina Roja, de Juan Gómez-Jurado. Una mujer secuestrada y dos investigadores que deben localizarla antes de que acabe el plazo ofrecido por su secuestrador.

Y, aunque hay quien dice que todas mis novelas pueden considerarse thrillers, si te gusta la lectura a toda velocidad, voy a recomendarte Zed está muerto, ya que en él no solo tendrás que averiguar quién mató a la hija de un jefe de la mafia rusa, sino que tendrás que encontrar al culpable antes de que lo haga el sicario enviado para ejercer venganza y antes de que este sicario te atrape a ti.

Como suele ocurrir con las etiquetas, lo más habitual es que ninguna novela se adapte a una de ellas exclusivamente, y que los tres géneros se mezclen, de forma que la lectura sea aún más interesante y completa, y que aparte de estos tres géneros haya muchos más, concretando, concretando, reduciendo el ámbito hasta que tardas más en leer la etiqueta que la novela en sí.

A mí, personalmente, me da muy igual el género o la etiqueta que le quieras poner a una historia, solo quiero que esté bien escrita y me haga disfrutar de la lectura. Pero qué sabré yo.

¿Cuál es vuestro género favorito? ¿Cuál de estas tres preferís?

¡Felices lecturas!

Compartir:

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Artículos relacionados