Reseña: Los bastardos de Pizzofalcone, Maurizio de Giovanni

los bastardos de pizzofalcone - lojacono - arantxarufo
Compartir:

Los bastardos de Pizzofalcone (Inspector Giuseppe Lojacono 2), Maurizio de Giovanni

Pizzofalcone es un distrito de Nápoles que empieza en los barrios españoles y llega hasta el mar. Un distrito muy poblado en el que conviven varios estratos, desde el bajo proletario a la aristocracia. En la comisaría del distrito está destinado Giuseppe Lojacono, el inspector de origen siciliano que fue acusado de vender información a la mafia y para quien Nápoles debía servir de correctivo.

El nuevo equipo de investigación también acaba de aterrizar en la comisaría: los llamados «bastardos». Seis policías que han sido enviados allí para sustituir a agente corruptos. Cuando hombres y dos mujeres que aman su trabajo como quien ama a una amante peligrosa. Pero esa no es la única peculiaridad que comparten estos antihéroes: todos tienen algo que ocultar o que hacerse perdona y nada que perder. Por eso, cuando una dama de la alta sociedad, Cecilia De Santis, aparece brutalmente asesinada en su elegante apartamento de la playa, se vuelcan en la investigación con sorprendente celo.

El macabro hallazgo obliga al inspector Lojacono a instalarse en el barrio marítimo para esclarecer el asesinato. Sus colegas Romano y Di Nardo intentan averiguar por qué una hermosísima joven nunca sale de casa y el viejo Pisanelli persiste en su obsesión por una serie de suicidios sospechosamente parecidos. El melancólico Lojacono y sus secuaces se proponen desentrañar las claves de todos estos asuntos en un Nápoles abatido por una tormenta de lluvia y salobre, y, en el durante, luchan por mantenerse a flote en su vida privada. ¿Saldrán airosos de su propósito?

Lo que sí

  • La historia de cada uno de los bastardos

Lo que no

  • Las investigaciones
  • Falta el contrapunto de Giuffré y no hay sustituto para ese personaje secundario

Los bastardos de Pizzofalcone (Inspector Giuseppe Lojacono 2). Lojacono se rodea de amigos.

La primera historia que leí protagonizada por el inspector Lojacono, El método cocodrilome gustó muchísimo. No solo presentaba un misterio de los que apetece desentrañar sino que el personaje principal era totalmente diferente a otros que había conocido, un antihéroe que se niega a luchar contra el sistema, y que lo único que quiere es que lo dejen en paz.

Pues bien, no lo dejan en paz.

En Los bastardos de Pizzofalcone, Lojacono es desterrado a una comisaría con un oscuro pasado, en la que se juntará a otros cuatro bastardos, investigadores desterrados de sus respectivas comisarías por diferentes motivos.

Y son estos bastardos lo más interesante de una novela que mezcla tres investigaciones sin que ninguna de ellas me haya terminado de atrapar.

Una vez más, De Giovanni demuestra que su maestría se encuentra en el perfil de personajes (alguno me ha llegado a poner los pelos de punta) y en esos capítulos como destellos que se separan un instante de la historia para que la veas desde otra perspectiva y continúes leyendo, incapaz de parar.

El autor. Maurizio di Giovanni

reseña - El metodo del cocodrilo - maurizio di giovanni - arantxarufo.com

Maurizio di Giovanni nació en Nápoles, Italia, en 1958

Es uno de los autores italianos más conocidos y prolíficos. Autor de la famosa serie del comisario Ricardi, la del Inspector Lojacono, la llamada serie deportiva, y otras novelas y relatos independientes, obras de teatro y guiones para televisión.

La trama

Los bastardos de Pizzofalcone trata sobre eso, sobre los bastardos de la comisaría del distrito de Pizzofalcone. ¿Y por qué los llaman bastardos? Por parias, porque los superiores de sus respectivas comisarías los han desterrado a este puesto para librarse de ellos, por problemáticos.

Y así, unos sin ganas, otros con el peso de la culpa, otros con el de la vergüenza y todos con el de la desidia, se unen a este grupo de desheredados de la policía para encontrarse con dos investigaciones, nada más llegar.

Por un lado, Lojacono y Aragona tendrán que descubrir al asesino de una señora de la más alta sociedad, que apenas salía de su casa y a la que han matado de un golpe en la cabeza con una bola de nieve decorativa, un elemento de los cientos que formaban su colección.

Por otro lado, Romano y Di Nardo se enfrentan a la insistencia de una señora, impedida, cuya vida consiste en espiar a los vecinos por la ventana, y que denuncia que en esa casa frente a la suya ocurre algo raro.  ¿Es así? ¿La hermosa joven que allí vive está prisionera o todo va bien?

Y entre estas investigaciones también encontramos la de Pisanelli, el más mayor de los bastardos y uno de los dos que ya pertenecían a esa comisaría cuando el resto se incorporó. Está convencido de que la ola de suicidios que asola la ciudad oculta algo, pero claro, eso son las divagaciones de un viejo acabado. ¿No?

Los personajes

Los bastardos de Pizzofalcone se merecen al menos un breve resumen sobre cada uno de ellos.

  • Giusseppe Lojacono está algo más centrado que en su anterior aventura. Tras recuperar el contacto con su hija y su interés por el trabajo, está más dispuesto a resolver el caso y menos refunfuñón que antes, menos enfadado y menos desganado. Como investigador, se agradece. Como personaje, he de admitir que ha perdido algo de fuerza para diluirse entre el resto de protagonistas.
  • Aragona es el hijo de un alto cargo de la política napolitana, y, como tal, nadie confía demasiado en sus capacidades. Sobre todo porque el joven Aragona parece haber visto demasiadas series policiacas por televisión. Sin embargo no es tan inútil como muchos creen, y entre gestos ostentosos y locuras al volante, se esforzará por aprender todo lo posible de Lojacono.
  • Romano, grande, algo bruto, con cierta tendencia a la violencia, bastante cansado del funcionamiento del mundo, en general, y de sí mismo, en particular.
  • Di Nardo es una joven agente con cierta afición desmedida a las armas. Un error con una pistola cargada la convierte en una más de los bastardos, pero eso no quiere decir que sea una mala policía, al contrario, dispuesta a luchar contra la desgana de sus propios compañeros para resolver el caso que le ha tocado.
  • Pisanelli. Un policía mayor, consciente de ser de los pocos supervivientes de una comisaría marcada por la corrupción del pasado. No tiene mucha intervención en los casos actuales, lo que le deja tiempo para ocuparse de su propia obsesión, los numerosos suicidios que asolan la ciudad.
  • Ottavia. Esta agente de mediana edad nos ofrece una de las historias y escenas más terribles de toda la novela. Un personaje que oculta muchísimo más de lo que parece tras esa fachada de mujer segura y atractiva, encaprichada de su jefe.

En resumen: Los bastardos de Pizzofalcone (Ispettore Giusseppe Lojacono 2)

Los bastardos de Pizzofalcone deja de lado las tramas para centrarse en los personajes y nos deja los dientes largos a falta de futuras entregas de la saga que aún no se han publicado en España (¿a qué están esperando?).

Si ya leíste El método cocodrilo y quieres saber algo más sobre su fantástico protagonista, esta es tu oportunidad. Y si no la has leído, no te preocupes, en Los bastardos de Pizzofalcone no necesitas más antecedentes, aunque yo conociera los orígenes de la historia, no creo que ningún lector que llegue a esta novela desde cero se sienta perdido en absoluto.

Recuerda que puedes comprarlo en librerías o en Amazon

los bastardos de pizzofalcone - lojacono - arantxarufo

Un abrazo, y felices lecturas.

Compartir:

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Artículos relacionados