Todas las reseñas de Sangre en las manos

Compartir:

Podéis leer el original en el siguiente enlace: Escaparateliterario.com

Reseña Sangre en las manos 2

Opinión personal

¡Pues ya estoy aquí otra vez! Espero que esta sea la definitiva, porque ni tengo vergüenza ni la conozco y os tengo completamente abandonados. ¡Más de un mes sin subir una reseña a la web es imperdonable!

Pero, como la mayoría ya sabéis, a mí lo que me gusta es leer. Así que inspiro, espiro, inspiro, espiro… Eso o esta página termina definitivamente expirando.

Inspiro, espiro… ¿Qué mejor manera de volver que con una de mis autoras favoritas en negra y criminal? Sí, que a lo mejor alguno no se ha enterado de que Arantxa Rufo ha publicado la segunda parte de El Fantasma, la serie protagonizada por Kathleen Addams, que ya nos conquistó con En el punto de mira.

Inspiro… Espiro… Voy a hacer un inciso para adelantaros que esta es la mejor novela de negra y criminal que he leído en lo que va de año (y han pasado muchas por mis manos). Me he encontrado de todo: a la que no le sobran páginas tiene una trama deslavazada, un final peregrino o cogido con alfileres…

Inspiro… Espiro… Os juro por  mi vida que estoy hasta la mismísima punta del cuerno del unicornio de que las editoriales estén publicando auténtica basura (eso sí, con unas fajas kilométricas con frases grandilocuentes de autores que no se han leído la obra en cuestión) y que haya autopublicados con muchísima calidad que no pueden hacerse un hueco en el mercado y, por consiguiente, pasan desapercibidos para la mayoría (porque el mundo no se limita a los que estamos en redes sociales).

Esta vez la Rufo nos traslada a Bismarck, un pueblo de Dakota del Norte. Kathleen Addams está allí tranquila, dedicándose a «cosas normales» y, de repente, alguien empieza a asesinar siguiendo su mismo modus operandi. Si ella no ha sido, alguien la quiere incriminar. ¿Y qué hace Daniel? Pues os lo podéis imaginar, porque yo no os lo voy a contar.

Como dije cuando reseñé Zed está muerto (y por si no ha quedado ya lo suficientemente claro) Sangre en las manos es para mí (Montse Martín) una novela tropecientos billones de veces mejor que muchas de las que llenan los escaparates de las librerías y de las grandes superficies, y os voy a explicar por qué: una trama bien armada, una caracterización de los personajes impecable, un estilo muy cuidado y un final escandalosamente bueno.

Vamos al lío:

¿Qué me ha gustado?

  • Esta novela es autoconclusiva y se puede leer independientemente de En el punto de mira. Pero mi consejo es que te las leas en orden: en primer lugar, para que veas la evolución de los dos personajes principales; y en segundo, porque tanto una como la otra son de lo mejorcito que hay en el mercado.
  • En relación con esto, la Rufo lo ha hecho muy bien porque no se autodestripa. Los que hemos leído la novela anterior sabemos de qué nos está hablando, pero dudo mucho de que alguien que empiece por Sangre en las manos se haga una idea completa del conjunto.
  • La portada y su relación con la anterior, que son como el positivo y el negativo de una fotografía. Y digo portada porque quiero, puedo y me da la real de la gana (esto va por una capulla que se dedica a ir por los blogs a contar que no se dice portada, que se dice sobrecubierta; mira, léeme los labios: eres una pelela).
  • El título, que tiene su razón de ser (no todos la tienen). La mayoría de los personajes que aparecen en Sangre en las manos tienen cadáveres en el armario; y la mayoría tienen también esa sangre en las manos que da título a la novela. Ninguno está libre de culpa.
  • La novela está estructurada en un prólogo, cuarenta capítulos fechados y localizados geográficamente, y dos epílogos. Los dos epílogos dejan todos los cabos cerrados (parafraseando a la propia Ara, «no se escapa ni un pelo de la trenza»).
  • El prólogo, como en sus dos libros anteriores, es una maravilla. Nadie (leed bien, nadie) maneja como ella el narrador en segunda persona. Nos deja completamente noqueados con el primer asesinato y, una vez que nos tiene en sus manos, ya juega con nosotros durante el resto del libro. Pero, además, como siempre digo, hacer un buen final es fácil; lo complicado es escribir un buen principio.
  • Nos pone ante un dilema moral y nos hace elegir. Con su anterior novela tuve claro de parte de quién estaba; con esta he tenido mis dudas. En la vida no todo es blanco o negro, hay cantidad de matices de gris.
  • Por el manejo magistral del cambio del foco de narrador, con esos cortes en lo más interesante; además, a ese corte añade algunos «adelantos» de lo que sucederá para dejarnos con la miel en los labios.
  • Los monólogos interiores de los protagonistas son excepcionales. Nos hacen conocerlos más y los humanizan, porque vemos que están luchando contra sus propios demonios.
  • Los juegos de palabras, como el «inspira» y «espira» o «estaba fuera» y «estaba dentro». Frases cortísimas muy potentes.
  • Cómo ha retratado el horror de la guerra con solo unas pinceladas: «Lo visitaban los fantasmas de la gente a la que había matado. Fantasmas sin rostro, con la cabeza reventada o una sombra gris en lugar de rasgos porque no había tenido el valor de mirarlos a la cara». También el tema de los malos tratos, con contundencia pero con exquisitez, sin recrearse.
  • La caracterización de todos los personajes es impecable, porque están construidos tanto a nivel físico como psicológico con mimo y esmero. No voy a deciros que son personas que podríamos encontrarnos por la calle (que ya me gustaría tomarme unas cervezas con Kat y Daniel), pero traspasan el papel porque son humanos (esté o no de acuerdo con su forma de actuar). Tendríamos a Kat como protagonista de la historia (y porque la serie está dedicada a ella) y a Daniel como coprotagonista/antagonista (ni él mismo sabe muy bien lo que es).
    • Kat es un personaje enorme. Ya era hora de que cambiaran las tornas y romper el género poniendo a una mujer como asesina y con una profesión en la que hay pocas. He visto una gran evolución desde En el punto de mira, con la vida más estable hasta que se la rompen en pedazos. Sigue teniendo los demonios interiores que la atormentan (pero no son los típicos clichés) y ahora vamos a conocer su vida al completo. Cuando piensa en Daniel se humaniza y deja de considerarse solo una «máquina de matar».
    • Daniel es, posiblemente, el más complejo de todos, porque es el que se enfrenta a más dilemas. No sabe si actuar como le pide su cabeza (como un policía) o como le pide su corazón (como un hombre). Y esa lucha interna hace que cada vez que ha aparecido en la novela me haya «enamorado» un poquito más de él.
    • Las mujeres, en esta novela, tienen un mayor peso específico que los hombres. Es una obra, además, muy feminista y el broche de oro es el pensamiento de uno de los personajes: «peldaños resbaladizos hasta la cúpula superior, sobre todo si se escalaba en tacones». Te aplaudo hasta sangrar.
  • El ritmo de la novela se va agilizando gracias a los cambios del foco del narrador y de escenarios. Además, nosotros conocemos detalles que ignoran los protagonistas y eso va convirtiendo el ritmo en vertiginoso. A esto hay que añadir que tiene unos giros narrativos espectaculares, de dejarnos con la boca abierta; no son muchos, pero los suficientes para darnos cuenta de que estamos ante una gran escritora que nos ha regalado una gran novela.
  • Si hay un aspecto con el que Ara juega en esta novela es con la tensión. No solo se mantiene durante toda la obra sino que va en aumento conforme avanza la historia. Pensar que todos mienten, dudar de que todos pueden estar diciendo la verdad, ir por delante de los investigadores, que haya varios personajes investigando y que apenas se comuniquen entre ellos… para morderse hasta los muñones. He sospechado de todos, pero Ara se ha quedado conmigo haciéndome dudar hasta de la duda.
  • La ambientación y cómo ha plasmado el trato al forastero en un pueblo en el que todos se conocen. Daniel sufre lo indecible para que le hagan caso; Kat ya lleva tiempo viviendo con ellos; él es el que que viene de fuera y todos se posicionan del lado de su vecina.
  • Por lo que me ha hecho sufrir y por el nudo que he tenido en el estómago leyendo algunas escenas. Porque aquí donde la veis, con esa cara tan dulce y tan rebonita, no le tiembla el pulso a la hora de ponernos el corazón en la garganta. Querida Ara: algún día tus lectores nos vengaremos. Avisada estás.
  • El desenlace son dos epílogos en los que quedan todos los cabos cerrados, sin que nada chirríe y con todas las piezas encajando en su lugar con una precisión milimétrica. Un final brutal y escandalosamente bueno, en el que… Si os lo cuento no sufriréis leyendo y tenéis que pasar por lo mismo que yo.

Resumiendo, que dice el Maestro: En el punto de mira fue una de mis novelas favoritas de 2016. Zed está muerto  de 2018.  Y Sangre en las manos las ha superado a ambas. Un prólogo que nos noquea y nos engancha desde el primer momento, un argumento fascinante, una trama sólida, compleja y diabólica, unos personajes bien caracterizados, un ritmo de thriller y un desenlace  que no he visto venir en ningún momento. Un imperdible. Será una de mis mejores lecturas de 2020.

Por si a alguien no le ha quedado claro: 5 ⭐️ del tamaño de la catedral de Bourges. Leedla ya, insensatos. ¿Qué hacéis perdiendo el tiempo aquí?

Podéis leer el original en el siguiente enlace: cristinagrela.com

Sangre en las manos, de Arantxa Rufo

francotirador sangre en las manos

Hoy traigo una sorpresa al blog, y no es otra que la reseña en primicia de la novela Sangre en las manos, de Arantxa Rufo, que está disponible desde hoy. Como recordarás, la novela En el punto de mira forma parte de ese listado de novelas negras escritas por mujeres que puedes leer por menos de 3 euros. Sangre en las manos es la continuación, está disponible por un poquito más y merece mucho la pena. Me encanta, además, poder reseñarla para la iniciativa de #LeoAutorasOct. Una novela escrita por una mujer que protagoniza una mujer se lo merece.

A continuación te cuento todos los detalles.

La trama

En el punto de mira nos dejó con Kathleen Adams (nuestra asesina justiciera a sueldo) huida de la justicia; Jason Cole (su socio, amigo y amante), intentando que no lo metan en la cárcel; y Daniel Ryman (inspector al que ama y que debe atraparla) hundido en la miseria.

Aunque el pasado siempre se recuerda más sencillo de lo que fue.

Sangre en las manos, de Arantxa Rufo

En esta nueva entrega Kathleen vive en Estados Unidos, regentando una librería y alejada de los problemas; intentando, al fin, llevar una vida normal. Sin embargo, un nuevo asesino comienza a matar gente utilizando su método, de manera que parece que es ella la que está cometiendo los crímenes. Cuando ese asesino empieza a acabar con la vida de aquellos que le importan tiene que ponerse manos a la obra para descubrir su identidad.

Parecer normal es sencillo si todos quieren creer que lo eres.

Sangre en las manos, de Arantxa Rufo

Jason Cole intentará ayudarla en la distancia, como siempre, y falta le hará, porque el inspector Ryman decide trasladarse a Estados Unidos para atraparla.

Le había hecho daño sin querer, como se hace siempre el daño más profundo.

Sangre en las manos, de Arantxa Rufo

¿Podrá Kathleen librarse en esta ocasión? ¿Sigue siendo Jason un amigo tan incondicional como siempre o se ha cansado de esperarla? Y Daniel, ¿podrá entregarla a la justicia o pesará más el amor que un día sintió? Todas esas preguntas son las que el lector tratará de responder a través de las páginas de Sangre en las manos.

La historia detrás de la historia

Como sabes si leiste la reseña que hice en su día de En el punto de mira, esta historia surge de la necesidad del lector por saber más de estos personajes. Los lectores han pedido y la autora ha claudicado; y ha escrito esta segunda parte. Quizá Arantxa no pensó, cuando escribió esta historia, que tendría tanto éxito como para que las hordas de fans enloquecidos (entre las que me incluyo) exigieran continuación. Por eso la dedicatoria que aparece al principio del libro es tan genial:

A ti, lector, por pedirme este libro que no pensaba escribir. Esta historia es tuya.

Sangre en las manos, de Arantxa Rufo

Los nuevos personajes

En Sangre en las manos seguimos contando, por supuesto, con nuestro trío protagonista: Kathleen Adams, Jason Cole y Daniel Ryman. Se echa de menos al compañero de este último, el inspector Saunders, pero se lo perdonamos porque aparecen nuevos personajes muy interesantes, junto con alguno ya conocido que cobra más protagonismo:

Emily Hess

Es la empleada de Kathleen en la librería, alguien frágil que se enfrenta a una situación terrible en su casa todos los días.

Fanny

Nueva amiga de Kath que regenta el restaurante al lado de su librería.

Si algo había aprendido en sus años tras un gatillo es que nadie es inocente en esta vida.

Sangre en las manos, de Arantxa Rufo

Lord Jim

Podríamos definirlo como un señor con un perrito, amigo de nuestra protagonista y lector empedernido. Y hasta ahí puedo leer…

Mack

Antiguo francotirador de los Seal que regenta un club de tiro y al que Kathleen acude para mantener dentro de lo legal sus bajos instintos y poder, así, llevar una nueva vida.

MJ

Es el hijo de Mack que no ha podido seguir con la tradición familiar. Estará también muy presente en la vida de Kathleen.

Bill Hess

Es el marido de Emily, un ser despreciable al que es fácil odiar, pero una persona muy inteligente que tiene mucho que aportar a la historia.

La justicia no es lo mismo que la ley.

Sangre en las manos, de Arantxa Rufo

Carol Gage

Detective a la que le costará creer que una de sus adorables vecinas es El Fantasma, ese francotirador buscado por asesinar a sangre fría a tantas personas detestables en Inglaterra.

Agente Crewe

Hacker de las buenas que trabaja en la unidad de delitos informáticos en Inglaterra y que ayudará, a espaldas de sus jefes y desde la distancia, al inspector Ryman.

Veyron

Veyron es un criminal riquiño, si puede decirse, porque no vemos su lado oscuro, tanto solo nos acercamos a él para comprobar cómo sigue ahí cada vez que El Fantasma lo necesita.

Nunca es demasiado tarde hasta que dejas de preguntarte si algo habría cambiado de saber que estabas a tiempo.

Sangre en las manos, de Arantxa Rufo

Lo mejor de la novela

Lo mejor de esta novela es, sin duda, la forma de contarla. Solo por la cantidad de metáforas que dan de lleno en el blanco y que se alejan de las típicas que estamos acostumbrados a leer, ya merece la pena.

El final

Tranquilo, porque no voy a hacer spoilers; todo el mundo merece disfrutar esta historia sin contratiempos. Lo único que voy a contarte es que lleva la marca de la casa, es decir, Arantxa hace un final redondito, que bien podría ser el que terminase la historia de El Fantasma. Pero, ¿podría continuarla? Yo creo que estos personajes se merecen una vida extra, así que espero que el resto de lectores coincidan conmigo y podamos volver a hacer presión y conseguir una tercera entrega.

Mini entrevista

Y ahora vamos con lo que piensa Arantxa Rufo sobre la publicación en Amazon ya que esta es, si no me equivoco, la tercera novela que pone a disposición de los lectores a través de esta plataforma:

¿Por qué vender a través de Amazon?

¿Cómo no hacerlo en los tiempos que corren? El sueño de todos los escritores es estar en las librerías, por supuesto, cuantas más mejor, pero para los autopublicados esto es casi imposible, al menos en gran escala. Amazon te permite llegar a un número elevado de lectores en todos los rincones del mundo y a un precio accesible. Me parece esencial aparecer en esta plataforma, tanto para los escritores autopublicados como para los noveles y los consagrados, más aún en el caso de los primeros, ya que Amazon puede ser nuestro único medio de llegar a los lectores.

Arantxa Rufo

¿Por qué un precio inferior a 3€?

Una novela en formato digital debe ser más barata que en papel. Mucho más. Creo que hay varios gastos que no están presentes en este formato, como la impresión, la distribución, el transporte, las comisiones de las librerías… y ese ahorro debe repercutir en el lector.

En mi caso, como escritora novel sin obras anteriores ni un nombre previo, cuando publiqué En el punto de mira pensé que no era lógico cobrar más de 3 euros, una cantidad que se ha tomado como un estándar para autores en mi situación.

Arantxa Rufo

¿Por qué novela negra?

La respuesta a esta y otras preguntas como, por ejemplo, cómo surgió la idea para esta segunda parte, puedes encontrarlas en el artículo que publiqué en su día sobre la novela En el punto de mira.

Para terminar, me gustaría agradecer a Arantxa que me permitiese leer esta novela durante la preventa. Como dije en su día cuando hablé del lado oscuro de los blogueros literarios, creo firmemente que cuando un bloguero cobra por hacer una reseña debe decirlo y dejar claro si está haciendo un artículo de promoción o uno de opinión.

En mi caso, Arantxa me ha ofrecido este ejemplar para poder leerlo durante la preventa. Si no me hubiera gustado probablemente no hubiera dicho nada, porque soy de las que prefiere hablar en el blog solo de cosas (parafraseando a Ralph de Los Simpson) chu-chu-chulis. Pero resulta que el libro me ha encantado y por eso lo digo. Y pido (qué digo pedir, ¡exijo!) una tercera parte.

Compartir:

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Arantxa Rufo
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@arantxarufo.com.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.